<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    julio 29, 2005

    Última hora, de Raúl del Pozo

    La columna de ayer de Raúl del Pozo en El Mundo no tiene desperdicio. Raúl del Pozo es un escritor del que sólo conozco su faceta de columnista. Y me hipnotiza. Es un cabrón con pintas que gusta de leer los piropos que le dirigen en la Red. Un tahúr audaz y afinado que sobresale con su prosa requemada, y por no juntar dos frases sin despeinarse. Seré siempre un eterno agradecido a del Pozo, especialmente por no hacer de su catecismo particular, religión universal.
    Destaco un par de frases, y dejo el artículo completo en los comentarios, porque es de pago, y no es justo.

    Los periódicos llegaban a mi casa entre pájaros y ladridos hasta que hace unos años empezó a oscurecerse la Galaxia Gutenberg y me hipnoticé en los iconos de la web, los insultos que cada día me dedican los internautas, la posibilidad de saber inmediatamente el nombre del asesino de Prim, de comprobar si me había tocado la lotería, de seguir en directo el Open de Augusta o de recordar a cuántos hombres mató Billy 'el Niño', sin contar los mexicanos.[...]
    Gracias a la infinita hemeroteca sin periódicos, a la gratuita biblioteca del universo, puedo prescindir de los canónigos del conocimiento y soy uno más en Internet, un periódico planetario, sin censura, sin educación y sin ortografía, un mundo salvaje y puro, una nueva Ilustración.[...]
    Para empezar a funcionar necesito entrar en el pequeño cine de mi ordenador, visitar los digitales y trabajar en una redacción de 100 millones de periodistas libres como gavilanes.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    5 Comentarios:

    Anonymous Raúl del Pozo dijo ...

    VICIOS DE LA CORTE
    Ultima hora
    RAUL DEL POZO

    Martirio necesita una pastilla pa ponerse a funcionar; yo necesitaba saborear el aroma del café, el olor a linotipia, a tinta de periódico, que es el viejo aroma del papiro, la arcilla, el pergamino, las galeradas. Durante toda mi vida me he chutado con café y últimas noticias. La conversación con Carmen Rigalt que te pone el ego en los zapatos. Los periódicos llegaban a mi casa entre pájaros y ladridos hasta que hace unos años empezó a oscurecerse la Galaxia Gutenberg y me hipnoticé en los iconos de la web, los insultos que cada día me dedican los internautas, la posibilidad de saber inmediatamente el nombre del asesino de Prim, de comprobar si me había tocado la lotería, de seguir en directo el Open de Augusta o de recordar a cuántos hombres mató Billy 'el Niño', sin contar los mexicanos.

    De pronto, con el periódico de papel empecé a estornudar, cosa que no me ocurría con el olor a plomo de los viejos diarios; descubrí que los tópicos de los catedráticos y de los políticos olían a repollo o a pereza mental y que la retórica estaba siendo destruida por unos sin papeles de la Red que se expresaban como forajidos, es decir, muy bien. Tuve que reeducarme en el campo de concentración de los algoritmos, me sometí a una nueva alfabetización, una nueva escritura cuneiforme. De eso hace 10 años; ahora me he enganchado al placer de mirar, a la fascinación de navegar y, si no entro al casino de Las Vegas, es porque me pueden copiar la tarjeta de crédito y se enteraría mi mujer. Gracias a la infinita hemeroteca sin periódicos, a la gratuita biblioteca del universo, puedo prescindir de los canónigos del conocimiento y soy uno más en Internet, un periódico planetario, sin censura, sin educación y sin ortografía, un mundo salvaje y puro, una nueva Ilustración.Sólo falta que a alguien se le ocurra una idea y entonces cambiará el mundo, es decir, se derrumbará el que conocemos.

    La obra maestra del periodismo digital es elmundo.es, el diario más visto del universo, dirigido por Gumersindo Lafuente. Gumersindo ha dicho en Ronda en uno de esos cursos de verano que pagan los banqueros por su mala conciencia de usureros, que el producto estrella es la última hora. La última hora, la droga en vena del periodista. El director de elmundo.es me ha confirmado que informarse a través de Internet crea adicción. Dice que lo más difícil es distinguir entre todo lo que pasa, saber escoger el enfoque y decidir qué medios se van a usar para darlo. Falta criterio y alguien pude aprender a aderezar bombas. Pero algo está claro: no hay cosa tan vieja como del diario de papel de ayer y aún más viejo el de hoy.

    Para empezar a funcionar necesito entrar en el pequeño cine de mi ordenador, visitar los digitales y trabajar en una redacción de 100 millones de periodistas libres como gavilanes.

    julio 29, 2005 12:52 a. m.  
    Anonymous Anónimo dijo ...

    Me han gustado muchos de tus posts (sobre todo al principio) y te llevo leyendo hace tiempo pero te voy a hacer una crítica (supongo que destructiva desde tu punto de vista y espero que no suene demasiado dura pero como se dice en mi tierra Nola da iztuna, ala du entzuna: Como canta el cura responde el monaguillo) y también un adios.

    Creo que empezaste bien pero cosas como lo que haces "entre líneas" con éste y otros posts hacen que realmente el contenido de tu blog tenga una calidad cuestionable. Mucha cantidad eso sí... pero me da a mi que el contenido es lo que menos te importa.

    Y me refiero por ejemplo a este post (no hablo de su contenido). Que sí, que queda claro (para la mayoría) que el artículo es de raul del pozo... pero que lo pegues en tus comments con su nombre hiede un poquito a autobombo... se te ve el plumero.

    No quiero ni pensar lo que dirías, en vista de lo que he leído en algunos posts tuyos si encontraras a alguien en la red haciendo lo mismo. Y es que en algunos casos realmente estás pecando MUCHO de aquello de lo que criticas.

    Siento cada vez más que tu blog es un manojo de publicidad encubierta y de antipublicidad para otros que hacen en muchos casos lo que tú. Se ha perdido el encanto del contenido que al principio me hizo leerte.

    Si te sienta mal te pido excusas y te digo que, en ese caso, para tú alegría desde hoy paso de leete. Has perdido un "fan".

    Saludos,

    A.O.

    julio 29, 2005 12:14 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    A.O.

    Siento perderte sin haber podido conocerte antes!!
    Pero quiero que sepas que acepto tu crítica con deportividad, y con algunas puntualizaciones.

    No he terminado de entender lo de Raúl del Pozo. Está claro que poner el comentario con su nombre es una broma, pero lo he dejado bien claro en el post original. Confieso que puedo pecar de autobombo en mi blog (que tire la piedra el que no), pero en este caso no entiendo nada de nada. Y copiar el artículo (de pago) en el blog, responde a mis convicciones personales (a todo aquello que puedo haber dicho y criticado respecto a la propiedad intelectual). Y además, me ampara el derecho de cita. Y si yo fuera Raúl del Pozo (que no lo soy, evidentemente), estaría contento de que mi artículo se publicase en miles de blogs, y que se difundiera así gratuitamente (sin tener que pagar por la promoción) mi obra. Y de hecho así ha ocurrido con muchos de los contenidos de este blog, y estoy encantado de ello.

    Y de publicidad encubierta y antipublicidad, nada de nada. Primero porque muy poca gente hace lo mismo que yo (que DiceLaRed me refiero) y sólo una vez he atacado directamente a otra organización que copió descaradamente uno de nuestros servicios.
    Y segundo, porque si hago publicidad, no lo hago "de forma encubierta". Porque creo en el uso corporativo de los blogs, y así lo practico. Y este blog tiene una componente corporativa evidente.

    Respecto a la calidad/cantidad de contenidos, reconozco no disponer del mismo tiempo que cuando lo arranqué, lo cual perjudica directamente a la calidad (lo decía en un post hace un par de semanas). El tiempo es el factor clave para la calidad de un blog.

    Lógicamente me entristece la pérdida de un lector, y espero haber alegrado algún momento de tu vida con mis posts.

    Hasta pronto (seguro que volverás ;-)

    julio 29, 2005 12:49 p. m.  
    Anonymous Anónimo dijo ...

    Seguro que volvera ;). Un blog es como una droga... se intenta dejar pero cuesta ;)

    julio 29, 2005 6:16 p. m.  
    Anonymous PK89 dijo ...

    Wenas...porque en internete se puede escribir así, ¿no?

    Sólo decirle al señor Don Raúl del Pozo, en referencia a su artículo en El Mundo, del viernes, 3 de abril de 1998, con respecto a las máquinas de condones de los bares de Móstoles, y los hábitos sexuales de los mostoleños, evidentemente ciudadanos de tercera a su parecer.....QUE TE DEN POR DONDE AMARGAN LOS PEPINOS, RETROGRADO CLASISTA DE LOS COJONES !!

    Fdo: un puto mostoleño, no te jode.

    marzo 05, 2007 1:24 a. m.  

    Deja tu comentario


    << Inicio