<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    marzo 04, 2012

    La manifestación de los emprendedores


    Escribe Eduard Punset:

    «Soy funcionaria; no voluntaria», rezaba una pancarta solitaria de una manifestante contra los recortes sociales. [...] Con motivo de los recortes la carnicera, la empleada en la tienda de camisetas, la empleada de banca, la sindicalista, el maestro y el médico perdieron todos su puesto de trabajo. Al sueldo de la «funcionaria, pero no voluntaria» se le aplicó un recorte. Hay tantas manifestaciones a las que acudir que apenas me queda tiempo para ir a la última. ¿A cuáles irían mis lectores?

    Mi pancarta rezaría: "Soy emprendedor; no funcionario". Algunos me llamarían empresario, yo me siento más cerca de ser voluntario. No estoy aquí para enriquecerme, sino para sentir que puedo cambiar el mundo. Mi mundo. Sólo con sentirlo mientras lo intento, me conformo. Y así, de paso, me protejo contra la desazón del fracaso.

    Y ya que Punset lo pregunta, yo me explayo. A mí me gustaría acudir a la manifestación de los que quieren cambiar el mundo: emprendedores o "imprendedores". Una para la que se exigiría carnet de entrada. En sus filas sólo podrían encontrarse a aquellos que acrediten voluntad y práctica real. Una manifestación a la que acudirían:
    - Sólo algunos emprendedores. Los que sueñan con cambiar algo concreto, nimio, sin apenas importancia. Porque no les gusta y creen que pueden ayudar en ese pequeño detalle. Los que se ponen metas reales no grandilocuentes. Los que sueñan con una gloria en la que los otros hablarán de la mejora, no del que posibilitó la mejora. Un emprendedor que no sueña con aparecer en la Wikipedia y prefieren que un día alguien les diga: "gracias por intentarlo, macho, te lo agradezco en el alma".
    - Sólo algunos funcionarios. Los que plantan cara a sus colegas cuando les preguntan: "oye, ¿tú por qué trabajas tanto? ¿Nos quieres hacer quedar mal ante los jefes? Baja el ritmo o tendrás problemas aquí". Los funcionarios que no se conforman con el "esto no lo cambia nadie" y lo intentan día a día. Los que se avergüenzan de sus compañeros aprovechados y creen que los recortes son un robo, igual que es un robo percibir un salario por no dejarse la piel cada día. ¿Quién puede tener más motivos para dejarse la piel que el que recibe una nómina vitalicia para trabajar por el bien común?
    - Sólo algunos de los indignados del 15-M. Los que que realmente quieren cambiar el sistema y trabajan para ello. No podrían asistir los que sólo saben pintar y gritar soflamas, y siguen trapicheando cuando pueden, ignorando a sus vecinos y a los que tienen alrededor con su cuidada estética de perroflauta y su "que lo arreglen otros mientras yo voy tirando". Sólo podrán asistir a la manifestación los que piensan en soluciones alternativas viables dentro del sistema, para personas que no están dispuestas a seguir siendo manipuladas por los mismos que también se sienten manipulados. Como algunas de las cooperativas que están naciendo de las asambleas. A la que podrían acudir, los pocos que más que escribir una pancarta contra el empresario corrupto, está dedicando horas de trabajo real a pensar en cómo llevarle ante los tribunales.
    - Sólo algunos empresarios. Los que comprenden, aunque sea de forma egoísta, que no se puede cambiar el mundo ninguneando a los trabajadores, dándoles razones para asociarse a un sindicato y renegar de la casta de los empresarios. Un empresario que no reza a los dioses "de la obra", mientras vigila su cuenta bancaria y no tienen el mínimo reparo en liquidar a otros de su especie que se le interponen delante. Un empresario que cree, como Steve Jobs, Jack Welch, Eleuthère Irénée du Pont o Henry Brian, que uno no monta una empresa para hacer una gran fortuna, sino para ayudar a la humanidad a ampliar sus horizontes y a dar saltos cuánticos en la forma que usamos la tecnología (y casi ineludiblemente, crear en paralelo una gran fortuna personal).
    - Sólo algunos profesores. Los que están en Twitter, porque creen que es su obligación como educadores de la generación digital. Los que se enfrentan a la dirección del colegio, para intentar que los niños aprendan a aprender y a discernir, en lugar de embutirse las lecciones para vomitarlas después en exámenes que cada vez reflejan menos los retos del presente. Los que no repiten las mismas lecciones año tras año, ni obligan a los padres a acudir a las 11.00h de la mañana, porque no quieren prolongar una hora de su jornada laboral, siquiera un día al año.
    - Y por último, sólo algunos políticos. Bueno, quizá muy, muy pocos políticos.

    Pero seamos serios. Creo que es utópico pensar en una manifestación tal con cartel de "reservado el derecho de admisión". Así que me ahorro ir a movilizaciones en las que codearme con gente que gusta de gritar soflamas contra políticos, empresarios, funcionarios o indignados mientras siguen trapicheando, pidiendo que les arreglen el despido, que les paguen en negro, que se ahorren la factura con IVA, cogiendo folios y material de oficina cuando no les ven, arreglando papeles falsos para obtener puntos para las guarderías públicas, ... Y todos muy cabreados con Urdangarín. Me ahorro acudir a manifestaciones en las que habrá muchos de los que gritan y casi nadie de los que ponen manos a la obra para cambiar el cercano mundo que les rodea y no ese mito llamado humanidad.

    Así que me ahorro las manifestaciones y escribo posts como éste, sólo cuando mis obligaciones de emprendedor me lo permiten. Ese tipo de emprendedor que lleva 10 años contando el dinero que le queda en el banco pero sólo para saber si tiene que ponerse ya a buscar un empleo por cuenta ajena ante el inminente final del ahorro. Y que nunca se para demasiado tiempo a calcular las pérdidas que su ignominia le ha reportado respecto al hipotético sueldo de consultor de multinacional que dejó atrás.

    A + a +:
    - Emprendo por cabezonería, entrevista que me hizo en la Vanguardia mi buen amigo Luis Izquierdo.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    13 Comentarios:

    Blogger Carmenchu dijo ...

    Hola,

    Hoy conocí tu espacio, rezuma mucha fuerza.Y si, una buena pluma.Lo mejor que se puede aprender de él

    Aunque es muy coherente este post, en mi opinión hay un exceso de radicalismo.

    Mucha gente que va a esas manisfestaciones son gente que ha perdido su casa, su ilusión por el futuro, SOLO LES RESTA LUCHAR...y JUNTARSE CON QUIÉN ESTÁ EN LA MISMA SITUACIÓN DE DESGRACIA.

    Si observas los países del tercer mundo , se forman muchos grupos en la calle y viven en ella...(los árabes una de la poblaciones más marginales de España también lo hacen...)

    Las manifestaciones son esa expresión de soledad del que quizás ya lo perdió todo...y estar con sus pares le hace sentirse que aún queda una esperanza...¡¡ Corruptos también los hay. " Creo que todos lo somos en algún sentido" ¡¡

    No sé ,no deseo ofenderte, pero pienso que serías tan útil en una manifestación, como escribiendo...

    Emprender y comprender son dos buenos sinónimos en estos tiempos que corren.

    Un placer y disculpa este derroche de sinceridad, porque seguramente esté equivocada , o quizás sólo sea el punto de mira desde donde mi situación personal enfoca una realidad muy compleja.

    ¡¡ Mucha suerte en todos tus proyectos ¡¡

    Un saludo ,

    Carmen Viejo Díaz

    marzo 04, 2012 8:12 p. m.  
    Anonymous Amalio A. Rey dijo ...

    Fernando, en fin, menudo batiburrillo, colega. Demasiadas suposiciones y prejuicios para que algún día te veamos en una manifestación de gente normal. Parece que los que vamos nos sobra el tiempo y no construimos nada. De nuevo la dichosa premisa simplista de que protestar y participar en manifestaciones no encaja con el espíritu de hacedor y de currante. No son incompatibles en absoluto. Podemos exigirLES, y exigirNOS. Podemos trabajar y dar lo mejor de nosotros, y buscar el tiempo también para visibilizar nuestro descontento con las instituciones por todos los medios posibles, incluida la calle. Está claro que eres muy selectivo con el "derecho de admisión". Estas en tu pleno derecho, pero yo pienso que tantos requisitos dividen, y le vienen perfecto al sistema para perpetrarse. Soy tan emprendedor como tu, intento mejorar todo lo que puedo (y me dejan) a mi alrededor, y curro como un bellaco... así que el tiempo jamás me sobra. Pero pienso que la solidaridad sigue siendo un valor genuino y que tenemos que ser más inclusivos... Mucha de la gente que excluyes en tu puntilloso listado, seguro que tienen mucho que aportar, si se les mirara (y escuchara) con menos prejuicios. Esta dicotomía estúpida entre "emprendedores" y "funcionarios", entre "buenos" y "malos", es empobrecedora. Conozco personas de todos los tipos en ambos lados... Fernando, estamos ahora en un momento de sumar, no de restar :-)

    marzo 04, 2012 8:21 p. m.  
    Blogger Carlos dijo ...

    "Me encanta aprender, pero no soporto que me den lecciones" decía Churchil.

    Aplícatelo, Fernando. Nadie te pidió que emprendieras, lo has hecho y está muy bien, pero ahórrate las lecciones, por favor.

    Estoy con Amalio: estoy harto de esa dicotomía emprendedores vs. el resto; porque ya no sólo los funcionarios: parece que para vosotros, el resto, todos los que no estamos en vuestro pedestal de emprendedor, no tenemos derecho a nada, ni a pedir ni a exigir ni a nada.

    Las palabras, cuando se desvirtualiza su significado, pueden ser peligrosas; creo que emprendedor empieza a serlo: por lo de elitista que tiene, de secta, incluso.

    Cuando volvamos a montar negocios o ponernos por nuestra cuenta, seguro que nos irá mejor.

    Por lo demás, te animo a que organices esa manifestación; yo no creo que vaya...

    Carlos.

    marzo 05, 2012 6:07 p. m.  
    Blogger Fernando Polo dijo ...

    Me hace especial ilusión escribir un post y que se enfrenten a mi opinión. Es algo que últimamente parece que se pierde, en un entorno de complacencia y buenrrollismo. Tenía ganas de escribir algo así, leyendo lo mucho que estoy leyendo estos días sobre rebeldías de papel y manifestantes de postín.

    Carmen,
    Puede que haya radicalismo, pero es bienintencionado, ¿no? Radicalismo veo yo por ahí fuera, pero más bien de boquilla, e insisto, con pocas ganas de cambiar las cosas de verdad.

    Amalio,
    Tengo prejuicios, quién no los tiene. He estado en más de una manifestación y estoy seguro que volveré a otras. Pero eso no me desmonta un ápice de mi postura "anti-hipocresía".
    Dices "Mucha de la gente que excluyes en tu puntilloso listado, seguro que tienen mucho que aportar, si se les mirara (y escuchara) con menos prejuicios". Estoy seguro de ello, pero no los quiero de compañeros de viaje. No es un tema de maniqueísmo, es un tema de no gritar soflamas contra el sistema y al día siguiente seguir alimentando el sistema como el que más.

    Carlos,
    Dices "Nadie te pidió que emprendieras, lo has hecho y está muy bien, pero ahórrate las lecciones, por favor."
    Disculpa, creí que en mi blog podía hablar y expresar mi opinión. Pero si insistes, borro el post, vamos.
    Dices también: "parece que para vosotros, el resto, todos los que no estamos en vuestro pedestal de emprendedor, no tenemos derecho a nada, ni a pedir ni a exigir ni a nada."
    Creo que no has leído bien el post. Yo no llamo "emprendedores" a los que emprenden un negocio, sino a los que se ponen pico y pala a cambiar su día a día, a hacer cosas, no sólo a charlar sobre ellas. Los hay en todas las clases de las que hablo: funcionarios, educadores, indignados, etc.
    Y desde luego, estoy seguro de que el que no se exige a sí mismo, tiene poco derecho de exigir a los demás. Pero insisto, si crees que eso es una lección y no estás de acuerdo en que dé lecciones, apago el blog y me voy.

    marzo 05, 2012 8:06 p. m.  
    Anonymous @antxon dijo ...

    Esa manifestación es imposible porque ese tipo de personas intentan-intentamos hacer no la revolución sino SU-NUESTRA revolución... Será por eso que no me gusta ir a manifestaciones. Por cierto, y no por ello soy menos solidario. Quizá sea que hay que cambiar hasta el sistema de cómo se nos dice que se debe ser solidario. Buen post Fernando!

    marzo 05, 2012 11:04 p. m.  
    Anonymous Pablo Melchor dijo ...

    Hola Fernando,

    Muy buen post, así que te lloverán las críticas. Lo único que te diría es que a lo mejor te quedas solo en la manifestación porque justo invitas a los que están ocupados intentando sacar las cosas adelante ;-)

    Un abrazo,

    Pablo

    marzo 06, 2012 9:23 a. m.  
    Blogger Alberto Gómez Aparicio dijo ...

    Gran post, Fernando.

    Tu planteamiento lo veo mucho más inclusivo que los que convocan las manifestaciones "habituales", porque no se dirige a quienes tienen una situación o posición social, sino a quienes tienen una actitud determinada. Dibujas una definición de "emprendedor" muy acorde con la diversidad de la realidad social/laboral y alejada del concepto convencional.

    Creo que gente como Amalio (no conozco a Carmen ni a Carlos, por lo que no puedo valorar) están dentro de tu convocatoria, como lo están todos los sectores de la sociedad sea cual sea su profesión u ocupación (o desocupación). Están convocados todos los que quieren arrimar el hombro ¿puede estarse más lejos del maniqueísmo?.

    No sé quién dijo eso de "¿Vienes con una solución, o eres parte del problema?", pero eso es exactamente lo que creo que desarrollas.

    Me ha encantado una frase, que destaqué en un tuit "¿Quién puede tener más motivos para dejarse la piel que el que recibe una nómina vitalicia para trabajar por el bien común?". Los hay, y más de los que parece, muchos más.

    Últimamente te prodigas poco aquí, pero cuando lo haces...

    marzo 06, 2012 9:24 a. m.  
    Blogger Carmenchu dijo ...

    Hola Fernando,

    Se cala lo de bientecionado;)

    y estoy contigo , a mí el exceso de cordalidad me aburre sobremanera. Quiero decir, que este es uno de los handicaps a saltar en los blogs, pues se vuelven egocentricos y cerrados...y pierden la pluralidad de pensamiento tan necesaria en la vida y en la propia globoesfera...

    Bueno me encantó la respuesta de Amalio y el ingenio de otros...muy interesante la dialéctica creada...

    Me quedé pensando en los días posteriores:

    - jolines ,¡qué bueno¡ ,si que hay gente interesante por la red y a más inri encontrarla , pues genial ...

    Al vover hoy, me voy con la misma guisa...

    ¡ Y me encantaría desvirtualizarlos un día¡, bien sea en una manifestación, bien sea en el "club de otras formas de hacer "...

    Un saludo

    marzo 06, 2012 5:33 p. m.  
    Blogger Carlos dijo ...

    Fernando!

    Antes de nada, es obvio que no quiero ni que cierres el Blog, ni que quites el post (tan obvio como que no lo vas a hacer); simplemente era una forma, quizá demasiado elocuente, behemente si quieres (pido disculpas si consideras que demasiado) de mostrar mi rechazo ante esto de emprendedor (en todas sus acepciones) vs resto del mundo.

    Hay mucha gente que no quiere emprender, ni intraemprender, que lo único que quieren es llevar una vida tranquila, en un trabajo medianamente agradable en el que no se sientan explotados y puedan aportar lo poco o mucho que quieran. Estos van a las manifestaciones porque quieren una sociedad mejor para ellos y sus hijos, y tienen derecho a hacerlo, a desearlo y a protestar por ello.

    Puede que, como dices, no haya leído bien el post o no lo haya entendido, pero sigo pensando que en él excluyes a este tipo de personas, que por otro lado, se me antoja que son (somos) la mayoría. Y que tiene tanto derecho como tú a protestar por lo que crea oportuno. Se intuye, y corrígeme si me equivoco, que no estás de lado de aquellos que se dejan llevar y que lo único que quieren es estar a gusto con los suyos, tomar una cerveza, ver crecer a sus hijos, reírse... Yo sí lo estoy, la gente tiene derecho a llevar una vida sosegada y además, luchar por lo que creen que es justo; incluso a quejarse de lo que ven injusto, sobre todo cuando hay tanto injusto a nuestro alrededor.

    Lo diré más gráficamente: quiero ir a una manifestación contigo por algo que nos parezca injusto a los dos, pese a que tú eres un emprendedor en todas sus acepciones y yo no, en ninguna. Quiero conservar mi trabajo, hacerlo lo mejor posible y a las 18:30 ir a jugar con mi hijo, pasear con mi mujer, salir con mis amigos porque eso es "lo que me pone"... No sé si eso es lo que llamáis arrimar el hombro... Yo quiero ir a esa manifestación contigo, pero parece que tú conmigo no.

    Y para acabar, sí me gustaría que me comentaras si no crees que la palabra emprendedor, se este "elitizando" y esto está creando un miedo, sino una negatividad hacia todo lo que suena a emprender.

    Saludos,
    Carlos.

    marzo 06, 2012 5:36 p. m.  
    Blogger Carlos dijo ...

    Quería decir vehemente, claro ;-)

    marzo 06, 2012 5:39 p. m.  
    Anonymous Laura dijo ...

    Laura,

    Hola Fernando, soy informático y tengo familiares profesores en informática en institutos y ciclos formativos.

    Creo que últimamente los ánimos en este país están demasiado subidos y no nos damos cuenta del daño que nos hacemos a nosotros mismos.

    Es cierto, hay funcionarios trabajadores y otros no tan trabajadores, pero en las demás profesiones también. Hablar de funcionarios es hablar en un sentido muy amplio y a menudo se nos olvida que hay muchos funcionarios que nos ayudan todos los días.

    Normalmente me gusta Eduard Punset, pero en este caso no puedo menos que estar en total desacuerdo. Esta pancarta no es más que una forma de protesta, porque no se puede escribir una carta en una pancarta. Todo es una cadena, si bajamos el sueldo al funcionario, estamos haciendo que se compren menos vestidos (véanse las tiendas cerradas de mi pueblo en esta semana), que no nos vayamos de vacaciones (hoteles con menos reservas, la mía por ejemplo), .... así todo.

    Los funcionarios no cobran igual en toda España. Yo vivo en Andalucía el sueldo de los profesores aquí es menor que en Cataluña. Conozco muchos profesores que están trabajando fuera de horario para adaptar sus temarios (matemáticas, lengua, ...) a bilinguismo. En informática todos los días tenemos algo nuevo, todos los profesores sin excepción que conozco de informática están cambiando los temarios, buscando empresas para prácticas de sus alumnos, y hasta cambiando claves, ordenadores, montando redes, y haciendo todo lo que debería hacer una empresa privada a la que pagan para no hacer su trabajo bien.

    Se enfrentan a alumnos que no quieren estudiar, que están ahí porque los obliga una ley y desanimados porque no hay salida laboral. En estas condiciones, enseñan a nuestros hijos todos los días. Tengamos en cuenta que muchos de nosotros al llegar a casa estamos cansados y cuesta mucho atender a los hijos. Ellos les enseñan (y a veces los educan) todos los días.

    Yo hablo de lo que conozco, seguramente el enfermero, el médico, el abogado, el policía, ... también tendrá mucho que contar.

    Reconozcamos de una vez la labor que hacen los demás y dejémonos de hacer comentarios despectivos sobre las distintas profesiones que lo único que hacen es ayudarnos a ser peores personas y a hundirnos todavía más.
    Vamos a ser positivos y emprendedores de ideas, que esto lo podemos hacer todos funcionarios, empresarios, trabajadores, autónomos. Vamos a querernos un poquito más. Hay cosas que hacemos bien y es bueno decirle a los demás que están haciendo su trabajo bien a pesar de la que nos está cayendo a todos.

    Un saludo,
    y ya te iré siguiendo porque ahora también estoy en esto del marketing digital.

    Por cierto, me gusta territorio creativo.

    Laura.

    marzo 22, 2012 2:05 p. m.  
    Anonymous Material de Oficina dijo ...

    Yo tambien soy emprendedor y , la verdad , es que estoy bastante de acuerdo con mi amigo Fernando y, como casi siempre, veo la critica de los que habitualmente no saben "construir" con esfuerzo e ilusión casi nada en sus vidas y profesiones.

    abril 02, 2012 9:46 p. m.  
    Anonymous caceres - facebook dijo ...

    es que con un sistema capitalista como el que tengo es dificil ser un "emprendedor" pero se hace el esfuerzo para no ser un esclavo del estado saludos fernando

    abril 13, 2012 3:00 a. m.  

    Deja tu comentario


    << Inicio