<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    agosto 24, 2005

    ¿Es un blog algo más que una página web?

    Jim Meskauskas escribe en iMedia Connection a propósito de los blogs como soportes publicitarios o herramientas de marketing. Hay tres apreciaciones en el artículo que me han llamado la atención, la primera, que pese a que se admite la moda alrededor de los blogs, también se reconoce que "no por ser una moda, tiene que carecer de valor". La segunda, es que Meskauskas cree que "un blog es un formato para una página web, nada diferente de una página web, y hay ya muchas webs donde los anunciantes pueden poner sus banners." Y la tercera, es que se declara lector de algunos blogs, pero afirma que la mayoría le parecen "tediosos y redundantes". Y por eso el mismo reconoce que quizá no sea él la persona adecuada para juzgar sobre la audiencia de los blogs.
    Y sin embargo, de alguna forma, la juzga.
    Digamos que el artículo tiene un claro tono escéptico, pero también hay que reconocerle un interés por buscar el justo medio. Ni los blogs son una revolución para el marketing, ni es una moda pasajera que terminará cuando se acabe la burbuja. De hecho, Meskauskas concluye diciendo que los blogs serán una herramienta permanente en el marketing mix, y que pueden proporcionar a los departamentos de marketing un camino para llegar a audiencias que puden no ser alcanzadas eficazmente (o eficientemente) de otra manera. Pero al fin y al cabo, son una herramienta más entre las muchas que ya existen para la comunicación: mejores en algún caso para algún producto u objetivo, peores para otro.

    Y no puedo dejar de darle la razón en esta conclusión final. Mi único punto -como habrán ya sospechado ustedes-, es que un blog no es "una página web más". Y no lo es, por la misma razón por la que un foro no es una página web al uso. O por la misma razón que el teléfono móvil no fue una herramienta más de comunicación personal. Me estoy refiriendo lógicamente al hecho de la interacción, la bidireccionalidad, la web de lectura-escritura. Es probablemente el formato que ha venido a juntar lo mejor de ambos mundos: la conversación de un foro de opinión o una lista de correo, con la presentación de contenidos de forma amigable. Quizá ahí radique su éxito. Yo además creo que también radica en una importante componente de "vanidad", pero siempre que digo esto se me echa la gente encima. Es indudable que un blog es una herramienta de branding personal, y eso, queramos o no, tiene un indudable peso a la hora de decidir montar el chiringuito por nuestra cuenta, frente a la posibilidad de participar en una comunidad basada en foros de opinión, donde cada cual es libre de iniciar la conversación en primer lugar, por ejemplo.

    En resumidas cuentas, un blog es algo más que un formato web. Sólo porque es sencillo no habría tenido el éxito que ha tenido. Hay en la conversación una componente de ocio, debate, comunidad, política, socialización que es indudablemente uno de los puntos fuertes de su atractivo. Y eso debe estar presente en la decisión de un anunciante o un departamento de marketing, a la hora de invertir en este medio.

    (Llegué al artículo de Meskauskas vía Adverblog).

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    8 Comentarios:

    Anonymous M@x dijo ...

    Que el blog puede ser (rectifico, es) una excelente herramienta de marketing está fuera de toda duda; ahora bien, quizás - y sólo quizás - el "secreto de su éxito" radica en que ha cambiado, creo - y tú me corregirás - la concepción del marketing.

    El blog es, sobre todo, conversación. Si una empresa pretende utilizar un blog para hacer publicidad o marketing sin entender el medio (y creerselo) el resultado nunca será el que se pretende. Si una empresa decide incorporar el blog como forma de comunicarse con sus clientes y de "entrar en la conversación", entonces el éxito está asegurado, y a eso me refiero con que el blog ha cambiado el concepto de marketing (ojo, hablo como consumidor, ni siquiera como bloguero, que el que entiende de estas cosas eres tú).

    agosto 25, 2005 12:42 a. m.  
    Anonymous Joserra dijo ...

    El Blog además obliga a una característica apra mi que también es muy importante: a la actualización frecuente.
    Una bitácora a la que entras y ves que la última fecha de actualización es de hace tres meses, ya te interesa menos. Desde el punto de vista de marketing, esto obliga a dar información constante a los clientes, un mayor esfuerzo para comunicarse con ellos. Y desde el punto de vista de los clientes, genera una visibilidad muy valorada, y además una expectativa de qué hablen de lo que más te interesa o sobre las preguntas que les has hecho.

    agosto 25, 2005 9:30 a. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    M@x,

    Que yo no sé ná. Vamos, o para lo que poco que sé, como si ná.
    Opiniones, creencias, eTcs, humo.
    Ahora creo que lo de la conversación es muy complicado desde un punto de vista corporativo, y que estamos todavía a años luz de lo que esto puede suponer. Por ahora, hay que hacer que el 90% de la gente que no quiere participar (lee y no escribe), lo haga. O no habrá conversación real.

    Joserra,
    La actualización frecuente es, yo también creo, una de las claves de este fenómeno. En Marketing se habla de los puentes de comunicación. Cómo haces para cruzar al lado del cliente. Pues construyes un puente. Y en el caso que nos ocupa, el puente podría ser el blog (y por supuesto, un newsletter, una revista corporativa, etc, etc).

    agosto 25, 2005 2:41 p. m.  
    Anonymous M@x dijo ...

    la "solución" a eso que dices FerN, se llama confianza, y la confianza es distinta en un yanki, que en un francés, que en un iberoamericano...y entrando en la madre patria, no es lo mismo convencer a un catalán que a un extremeño que a un almendrón...pero ahí puede estar el secreto...en la confianza para que el cliente cruce el puente....o igual no, vaya vd. a saber!

    agosto 25, 2005 9:46 p. m.  
    Anonymous F Polo dijo ...

    Sí, bueno, yo me refería a una técnica de marketing como tal. Porque en el fondo lo que buscas, efectivamente es crear ese estado de confianza (uno a uno o uno a muchos, dependiendo de cómo sea tu negocio), que permite la transacción de compra.
    En el fondo, ese puente abierto de comunicación es un método para comunicarte con el cliente, y así, generar confianza.
    Lo que está claro es que yo, como cliente, creo que los lazos "familiares" es más fácil crearlos si ese puente es de "ida y vuelta". Y esa es la madre del cordero de todo este sarao.

    agosto 26, 2005 3:37 p. m.  
    Anonymous Julio Alonso dijo ...

    A mi me gusta mucho la definición que suele hacer Orihuela cuando dice que "un blog no es un formato más, es un nuevo género".

    Por que todo el mundo lo entienda: el blog es un género igual que la novela es un género. No porque tenga cualidades literarias, sino porque establece unos códigos de comunicación distintos de los de otros géneros.

    Y esto, que Orihuela lo dice respecto a la escritura en sí, creo que también se aplica para su componente de elemento de marketing.

    agosto 31, 2005 10:55 a. m.  
    Blogger FerN dijo ...

    Julio,

    Welcome back.

    Orihuela tiene razón. Un blog es un género. Incluso si escribiéramos ficción, sería un género. A no ser que nos limitáramos a poner en formato diario una novela, sin permitir comentarios ni interacción.

    agosto 31, 2005 11:02 a. m.  
    Blogger FerN dijo ...

    Por cierto, Julio,

    No te animas a la BlogDay party de hoy?

    agosto 31, 2005 11:03 a. m.  

    Deja tu comentario


    << Inicio