<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    abril 16, 2007

    De la intertextualidad al corta pega

    Indudablemente, la documentación del proceso de creación se está viendo positivamente afectada por la cultura digital. Lo decía Stephan Zweig casi 70 años ha: una de las carencias en el estudio de la historia del arte, es la escasez documental sobre el proceso de creación de la obra maestra. Hasta ahora, teníamos la obra, quizá un diario del autor; seguro, el análisis posterior de los siglos. Pero siempre se quejaba el estudioso de la carencia de material sobre los momentos claves de la creación. Qué pensaba el artista, cómo construyó, sobre qué, qué le inspiraba...

    Efectivamente, eso cambia con el proceso de creación en soporte digital, amplificado por entornos donde la información fluye y se comparte, como en Internet. Vamos, que ahora hay muchas más trazas del proceso acumulativo que todo creador sigue a la hora de trabajar. La cuestión es que además, este entorno diluye la diferencia entre el creador de nacimiento, el llamado a la inmortalidad, y el creador amateur, llamado a crear, como mínimo, su identidad online.

    Lo que sigue pareciendo incomprensible es que en el proceso de esa creación de la persona online, que supondrá uno de los grandes cambios en las formas de relación social y cultural de los próximos años (y una de las inversiones de hoy, que tendrán más repercusión en nuestro mañana), haya gente que no sea consciente de la importancia de la honestidad. Todos escribimos, hablamos, componemos, construimos, pensamos, comentamos, ... todos somos creadores. A todos se nos perdonará una salida de tono, un error, una ida de olla, un fallo, incluso una ignorancia suprema. Pero no se nos perdonará tan fácilmente la falta de honestidad. Y está en juego, ni más ni menos, que nuestra nuestra "persona" online.

    No me atreveré a ponerlo en forma de mandamiento (o código ético), pero no está de más recordar, a los cientos de personas que se van acercando al fenómeno de la Internet participativa, que el "corta pega" (la atribución de autoría sobre palabras, obras, creaciones que no son propias), termina siendo descubierto y por ende, descalificando nuestro perfil virtual público. Allá cada cual.

    Lo que no creo es que haga falta recordar a nadie que citar las fuentes, es algo más que un acto de buenas maneras, en la comunicación y la difusión del conocimiento. Se trata de honestidad, un valor primigenio, no un código.

    Como era de suponer, llego a esta reflexión, una vez más, de la mano de alguien que decide poner su foto en su blog, su nombre, su origen, sus declaraciones de principios y de humildad (¿honesta?), sus múltiples banners y afiliaciones a redes, causas, etc (¡incluso una que reza "eres lo que escribes"!), poner incluso en su lista de fuentes el blog al que después plagia cortando y pegando y atribuyéndose la autoría de lo escrito "palabra por palabra" (nada de intertextualidad). Eso sí, quitando concienzudamente los links que cree que le perjudicarían, como el vía a Microsiervos que había sido la fuente de inspiración de Liz (la autora del post original en eTc), y quitando también otro link a posts de la autora, lo cual habría delatado demasiado evidentemente el plagio. Aquí la caché de Google, por si el autor decidiese quitar o modificar el post.

    No es el primer caso ni el último. No pretendo ser original ni único en mi reflexión. Sólo quería compartir con algunos lectores mi permanente pasmo ante la inocencia humana: ¿pero es que alguien en su sano juicio cree que plagiando uno de los blogs más leídos en español, no será presa de caza fácil?

    Etiquetas: , , , , ,


    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    10 Comentarios:

    Anonymous Julio Alonso dijo ...

    Fernando, apoyo con vehemencia tu denuncia. Es necesario explicar a todo el mundo, especialmente a los que se hacen los despistados, que este tipo de prácticas son inadmisibles. Y que si bien en soporte papel colaban con cierta frecuencia, aquí aunque sean mucho más fáciles de hacer, también son mucho más fáciles de detetar y denunciar.

    abril 16, 2007 12:56 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Julio,

    Yo, más que la denuncia (que me da bastante igual lo que haga ese tío), me quedo más asombrado con el tamaño de la candidez humana ...

    abril 16, 2007 3:06 p. m.  
    Blogger Juan Luis [eTc] dijo ...

    Pues yo estoy de acuerdo con Julio: a por este iba yo acompañado del alguacil, para que le prendieran...

    abril 16, 2007 4:13 p. m.  
    Anonymous Esteban dijo ...

    Ejem, ejem... en estas acciones se nota la creativad de tanto bloger suelto, y que se considera como tal.

    Sin comentarios...

    (le sale mejor enchufar su feed RSS contra el de eTc y cambiarle el nombre, claro)

    abril 16, 2007 4:19 p. m.  
    Anonymous Nor dijo ...

    El copy/paste se está convirtiendo en un problema serio incluso en la Universidad.
    Los estudiante, que han 'crecido' ya con Internet y Wikipedia, no entienden que hacer un trabajo sobre un tema no es cortar y pegar de aqui y allá, aunque tenga un aspecto coherente.
    En USA están incluso creando herramientas de detección de plagios para profes y científicos:
    http://www.theinstitute.ieee.org/portal/site/tionline/menuitem.130a3558587d56e8fb2275875bac26c8/index.jsp?&pName=institute_level1_article&TheCat=2201&article=tionline/legacy/inst2007/mar2007/ethics.xml&

    Salud.

    abril 16, 2007 8:41 p. m.  
    Blogger Ruben dijo ...

    Julio, si tuviesemos que denunciar a cada uno que plagia contenido 'redactaríamos' más denuncias que posts.

    Fernando, que no te extrañe que el mundo es muy grande y casos peores he visto.

    abril 18, 2007 7:34 p. m.  
    Blogger Javier Varela dijo ...

    Me gustaría dejar en el aire una reflexión (de verdad que no lo tengo claro): tiene algo que ver el copia-pega, el plagio, la apropiación indebida de contenidos on-line con la práctica generalizada y socialmente aceptada de bajarse musica, videos y de todo a través de los programas 2p2 (emule, etc) ¿No estamos de alguna manera apropiándonos de contenidos que no nos pertenecen?. La verdad es que a mi no me gusta que se apropien de los contenidos de mi blog, pero pienso si no sentirán los mismo los autores de contenidos que nos bajamos en la red. Un saludo

    abril 19, 2007 10:28 a. m.  
    Anonymous Alvaro [doocomo.com] dijo ...

    Javier, creo que ligas dos cosas distintas: una cosa es el derecho de copia y otro el de autoría. Yo puedo vender el derecho de copia de una de mis creaciones, pero hasta donde se el derecho de autoría (que se me reconozca como autor de la pieza) es irrenunciable.

    Cuando descargas algo de Internet estás en todo caso infringiendo el derecho de copia, pero no te apropias de la autoría del contenido.

    Si te bajas una canción de Bisbal no es lo mismo que si firmas como propia una canción de Bisbal.

    El 90% de bloggers liberan sus post bajo licencias que permiten su publicación, modificación y utilización al gusto... pero al menos reconociendo fuente y autoría.

    Por cierto que no es un problema raro para nada, hace algunos años trabajaba para una empresa y publicaba regularmente en su web artículos y contenidos de tipo divulgativo sobre lo que hacíamos (elearning). Aun hoy hay la tira de webs, tanto de particulares, trabajos universitarios o incluso empresas del mismo sector que utilizan los textos que escribí palabra por palabra sin citar ni siquiera la fuente.

    Es muy fácil comprobarlo, se copia una frase al azar de los textos y se pega en Google, y voila, ahí están las páginas de nuestros admiradores secretos ;-) no se necesitan sofisticadas herramientas antiplagio.

    Pero supongo que todos intertextualizamos :) hasta cierto punto.

    abril 19, 2007 2:17 p. m.  
    Blogger FerN dijo ...

    Álvaro,

    No podría darle una respuesta más clara a Javier que la tuya.

    Y en cuanto a la intertextualización, entendido como un proceso de "inspiración", "aprendizaje", "cita" y "transformación", creo que no sólo es defendible, sino que es recomendable (y casi la única forma de creación para el 99% de los mortales)

    abril 19, 2007 2:23 p. m.  
    Blogger Javier Varela dijo ...

    No cabe duda que ambos conceptos son diferentes. Gracias Alvaro por reflexionar sobre un tema que de alguna manera no tenía claro. La verdad es que yo estoy completamente en contra de fusilar textos y no referirse al autor, pero desgraciadamente esto sucede más a menudo de lo que todos deseamos. gracias por vuestras aclaraciones tanto a Álvaro como a Fernando. Saludos

    abril 19, 2007 4:52 p. m.  

    Deja tu comentario


    << Inicio