<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    abril 10, 2006

    Cuatro novelas

    Cuatro novelas, que me han permitido desconectar en el último mes.

    Los que vivimos, de Ayn Rand.
    Una gran novela rusa del siglo XX, al estilo de la gran novela rusa del XIX. Ayn Rand es una escritora rusa afincada en EEUU, que terminó convirtiéndose en filósofa, abanderada del individualismo más feroz, y luchadora contra todo tipo de totalitarismos y de su versión democrática, el intervencionismo estatal. Cercana al liberalismo económico y propulsora del egoísmo racional, doctrina que no conocía enunciada como tal, y de la que soy ferviente defensor, como saben mis amigos más cercanos. Siempre he creído que el egoísmo, al contrario de lo que suele ser tenido por norma en la sociedad es uno de los motores que hacen que la civilización avance, y no sólo no es condenable, sino que es terriblemente necesario. Volviendo a Ayn Rand, su novela más conocida es La rebelión de Atlas (Atlas Shrugged), que espero leer en breve. Aunque Los que vivimos denuncia los excesos del primer comunismo ruso, se trata más bien de una historia de amor, narrada sobre el trasfondo trágico de la represión de los primeros años veinte en San Petersburgo. Una novela encogedora y abrumadora, de la que no se sale indiferente. Necesaria, creo.

    Vida de Pi, de Yann Martel.
    No se puede decir nada de la trama de esta novela, sin estropear la sorpresa que depara al lector alrededor de la página 100 de la edición en rústica de Destino. Lo mejor que se puede hacer es leerla confiando a ciegas en la recomendación de un amigo. Valga esta nota como mi cita a ciegas con una obra maestra, ganadora del prestigioso premio Booker en 2002. Ni una sola página defraudará. Aunque tardé un poco más en llegar a esa página 100, no por ello me gustó menos la primera parte de la novela. Lo cual no quita para que terminara las doscientas páginas restantes en apenas día y medio (estaba de vacaciones, eso sí). Desde aquí mi agradecimiento a Rómulo, que me hizo la cita a ciegas, regalándome el libro por mi cumpleaños.

    Las intermitencias de la muerte, de José Saramago.
    Saramago se ve aquejado de la maldición del Nobel, por la cual, ningún escritor ha superado sus obras cumbres una vez concedido el galardón. De las siete novelas que he leído suyas, considero El evangelio según Jesucristo como su obra maestra, y si alguien no la ha leído aún, no debería tardar en hacerlo. En Las intermitencias de la muerte juega con unas condiciones inverosímiles, al estilo de el Ensayo sobre la ceguera, por las que un buen día, la muerte deja de actuar en un país europeo, y la población comienza a envejecer sin por ello llegar a fallecer. Un magnífico alarde imaginativo, que sin embargo, me hubiera dejado un regusto de artificio, de no ser por el final de la extraña relación amorosa que se narra en la segunda parte del libro, que salva en cierta medida la trama. De hecho, hay dos partes no diferenciadas explícitamente en la novela, que sin embargo tienen casi poco que ver entre sí, si no fuera por el título que hila la obra. Gracais también desde aquí a Jose y Mar, que me la regalaron, y que aún no la han leído. Comparto con ellos mi gusto por el autor, y coincido con Jose en la afirmación de que Saramago es uno de los prosistas contemporáneos más espectaculares que conozco.

    Tokio Blues (Norwegian Wood), de Haruki Murakami.
    Recientemente traducida al español, pero escrita en 1987, su autor es un best-seller japonés, del cual no se lee mucho aquí en España. He leído críticas donde se le compara con Jorge Luis Borges, y estoy casi seguro de que a Borges no le haria ninguna gracia. Más cercano sin duda a Salinger, y aunque no me huele a clásico, está claro que tampoco es un autor que deje indiferente, y no tiene nada que ver con los best-sellers al uso americanos, sino más bien con los de alta literatura, que no es alta ni baja, pero que no suelen tener por tema central los espías, la guerra fría o grandes avatares políticos, sino más bien el díá a día y la rutina del hombre normal o del perdedor al uso. Tokio Blues me ha dado ganas de leer más obras del autor. Una historia narrada desde un presente que desaparece en la primera página, y no queda claro si vuelve a existir en algún momento. La historia de un amor, torturado por una enfermedad psicológica. Lo cierto es que me la tragué en 3 días, porque me enganchó la historia de los protagonistas desde el principio. Gente solitaria, onanista, psicológicamente retorcida y con ganas de ver en el futuro lo que no encuentran en el presente. Murakami usa un idioma sencillo y poético que puede rayar la horterada sacado de contexto (claro que eso le pasa también hasta a Saramago, no así a Javier Marías, por ejemplo). Un libro prescindible (como prácticamente todos los libros) pero recomendable, como sólo lo son algunos. Especialmente para un occidental, por el baño de cultura nipona que rezuma la obra.


    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    18 Comentarios:

    Blogger Andres dijo ...

    Totalmente de acuerdo con tu comentario sobre Ayn Rand y el egoismo racional. Esta mujer es una de mis influencias más importantes. Dijo lo que tenía que decir y tuvo una vida muy interesante. Te recomiendo su novela El Manantial y la película que se hizo de ella con Gary Cooper.

    Sin embargo, los intelectuales más progresistas la detestan porque pone al individuo por encima del grupo

    abril 10, 2006 7:57 a. m.  
    Anonymous mestebanez dijo ...

    Fernando, me alegro de que vuelvas a escribir sobre temas interesantes en tu blog.
    No he leído la "Historia de pi" pero estuve documentándome para escribir un post sobre la adaptación al cine de esta novela. (que acabé no escribiendo).

    Y es que han habido varios directores importantes que han considerado el proyecto ( como el indio de nombre impronunciable y películas de mucho éxito en Hollywood) siendo ahora mismo Jeunet ( autor de, por ejemplo, Amelie )el que tiene el guión entre manos.

    Y es que es un caso interesante de historia que, con un éxito de ventas arrollador y un argumento muy "tipo aventuras" y aún así plantea unas dificultades técnicas que, con motivo, causan recelo a la hora de desarrollarla en cine, aun cuando pareciera un éxito asegurado.

    En cualquier caso, una opinión positiva más, al final habrá que acabar leyéndolo.

    abril 10, 2006 6:16 p. m.  
    Blogger FerN dijo ...

    Andrés,

    Los intelectuales de izquierdas, efectivamente, ponen al colectivo por encima del individuo, lo cual es para mí un error. Ayn Rand es un ejemplo de que existen intelectuales de derechas, suficientemente clarividentes, pero generalmente silenciados por los medios de signo contrario.

    Mestébanez,

    Yo también alegro, no creas. Intentaré mantener un ritmo, y dar algo de cal y algo de arena ;-) No sabía que Jeunet (uno de mis directores franceses predilectos, co-director con Caro, de Delicatessen, esa joya del cine europeo más bizarro) tenía el guión entre manos. Te aseguro que la novela no te puede defraudar, porque está deliciosamente escrita. De esas veces que las ventas y el placer van de la mano (como Amélie).

    Por cierto, estoy casi seguro de que acaba de ser tu cumpleaños (si no lo es hoy), así que felicidades.

    abril 10, 2006 7:22 p. m.  
    Anonymous mestebanez dijo ...

    Gracias Fernando, excelente memoria.

    abril 11, 2006 8:52 a. m.  
    Blogger Tochismochis dijo ...

    Fernando,

    Efectivamente Norwegian Wood (Tokio Blues es un título horroroso) es una novela que engancha desde el principio. Murakami es un novelista excepcional.

    No estoy de acuerdo contigo en que sea un libro prescindible. Me parece que la forma de presentar los sentimientos que tiene es sencillamente fabulosa. Como dijo pjorge en algún momento, el retrato que hace de la condición humana es muy particular. Es ferozmente individualista, y mucha de su obra se narra en primera persona.

    Para mí, un imprescindible. Si te ha gustado sigue con "Crónica del pájaro que da cuerda al mundo".

    abril 11, 2006 1:55 p. m.  
    Blogger FerN dijo ...

    Tochismochis,

    Yo creo que casi toda la literatura es imprescindible, y a eso me refería. Sigo creyendo que no es un libro (en cuanto al autor, me esperaré a leer El pájaro que da cuerda ...) que marque una época, y sin embargo, es bueno, y recomendable, claro.

    abril 11, 2006 4:07 p. m.  
    Blogger Tochismochis dijo ...

    Puntos de vista. A mí me impacto muchísismo.
    Gracias por compartir tus opiniones.

    abril 11, 2006 7:59 p. m.  
    Blogger FerN dijo ...

    Hombre, no quiero que parezca realmente que a mí no me ha dejado huella. Lo ha hecho, me ha gustado, lo he recomendado aquí (cosa que hago raras veces) y ayer mismo estuve buscando en el FNAC el Pájaro ...

    No es habitual (salvo leyendo a los clásicos) que un autor contemporáneo te deje un recuerdo como lo ha hecho esta novela para mí. Sólo que creo que no es El guardián entre el centeno, pero eso no es especialmente grave. Es que no hay muchas obras que puedan "marcar un hito en la historia de la literatura".

    Me recuerda a Amélie Nothomb. Me ha sorprendido tanto una autora joven escribiendo obras tan sencillas (excepto su primera novela , La higiene del asesino) y tan redondas al mismo tiempo, que no dejo de seguirla y de leerla.

    abril 12, 2006 9:10 a. m.  
    Blogger Tochismochis dijo ...

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    abril 13, 2006 6:36 p. m.  
    Blogger Tochismochis dijo ...

    Amélie Nothomb. Queda apuntada en la lista de escritores pendientes de conocer.

    abril 13, 2006 6:37 p. m.  
    Blogger FerN dijo ...

    Su novela más traducida ha sido Estupores y temblores (stupeurs et tremblements), seguro que está en español y en diferentes ediciones. Casi todas sus novelas son un poco autobiográficas. En este narra su período de becaria en Japón.
    Pero casi cualquiera de sus "cuentos largos" te servirán para saber si te gusta o no. A mí me gustó también su infancia (6,7 años) en China (creo que era "el sabotaje amoroso").

    abril 17, 2006 9:56 a. m.  
    Blogger Alberto dijo ...

    FerN, comparto absolutamente tu apreciación sobre "El Evangelio según Jesucristo", la leí al poco de salir, hace muchos años, trece o catorce, y es una de esas novelas que tengo la certeza que releeré. Me gusta mucho Saramago, "Las intermitencias de la muerte" la tengo la primera en el montón para cuando acabe la que tengo entre manos ("2666" de Roberto Bolaño). Eso que llamas "condiciones inverosímiles" (muy evidentes en "Ensayo sobre la ceguera" o en "Ensayo sobre la lucidez", por ejemplo) es una de las cosas que más me gustan de él, su capacidad de inventar una situación y hacer que su imaginación la convierta en una historia apasionante mediante una capacidad narrativa inigualable.

    abril 17, 2006 9:53 p. m.  
    Blogger FerN dijo ...

    Alberto,

    No te sabía tan fan de Saramago, pero no me extraña.
    Tengo ganas de hincarle el diente a 2666, aunque me temo una decepción, ya que las expectativas son muy altas.

    abril 18, 2006 9:28 a. m.  
    Blogger Alberto dijo ...

    Pues cógela con tiempo, como estas semanas que te han cundido tanto, que si no se te puede hacer un poco cuesta arriba.

    abril 18, 2006 9:59 p. m.  
    Anonymous corsaria dijo ...

    Mmm ya decia que me sonaba eso del egoísmo racional. El manantial es una excelente película.

    Mmmm te dejo un link relacionado.

    Upss... no sé he mirado el autor del artículo en wikipedia y varios relacionados.

    Y no me ha gustado nada esto:
    "Este usuario apoya el derecho humano básico a poseer y portar armas, fundamento de una sociedad libre y pacífica."

    Espero que eso no sea egoismo... racional. :/

    Saludos. :)

    mayo 07, 2006 11:15 a. m.  
    Anonymous Ana dijo ...

    Vida de Pi es una maravilla, es muy muy original y engancha, aunque recomiendo para aquellos que puedan, el poder leerlo en ingles, entonces se puede captar mas el enfrentamiento de la cultura india con la inglesa...

    mayo 20, 2006 4:29 p. m.  
    Anonymous Javier Muñoz dijo ...

    Fernando, como ya te comenté en el B&B, muchas gracias por tu recomendación de 'Vida de Pi'. Una lectura estremecedora...

    junio 02, 2006 6:34 p. m.  
    Anonymous fern dijo ...

    Javier,

    Algo extraño hay en eso de compartir. El placer de la lectura es comparable al placer de comentar, recomendar y ser recomendado.

    A mí me llegó regalado y así se ha ido de mí.

    junio 04, 2006 7:57 p. m.  

    Deja tu comentario


    << Inicio