<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    septiembre 23, 2005

    Delirios (no lean esto por favor)

    Hace ahora 3 años, tomé la decisión de echar mi vida por la borda, para intentar alcanzar la tierra prometida. Mi mujer (que no leerá esto) me ayudó en el salto al vacío (a modo de salvavidas). Una de mis hijas estaba en camino, la otra no sabía que su padre dejaría de comprarle durante una buena (e indefinida) temporada los pañales de marca conocida.
    La consigna fue "si en 6 meses no pisamos tierra, volvemos al barco nodriza". Lo que no sabíamos es que el camino de vuelta se desvanecería a cada brazada. No había marcha atrás. En todo caso, otra isla, otra ilusión.
    Digo estas mamarrachadas (sí, ya sé, esto es infumable e insostenible como post, pero yo les pedí que no leyeran esto), porque esta semana he enlazado cuatro presentaciones a posibles clientes (uno de ellos cliente previo, pero exageradamente disperso) que hubieran hecho las delicias de nuestros inversores allá cuando empezábamos. Sabíamos que el tiempo corría a nuestro favor. Lo que no sabíamos es que se produciría un fenómeno que nos daría un empujoncito más que interesante. Un huracán (si puedo decir esto en estas fechas) más bien. Y ese fenómeno, quizá lo hayan adivinado ya, se llama blog.

    Cuando en aquel entonces, conseguíamos tras largas penurias explicar a las empresas (españolas, de España), que ahí fuera existía un mar negro e inextricable de opinión enrevesado en miles de foros y páginas de debate, y que nosotros estábamos dispuestos a ayudarles a estricarse en sus aguas, la gente no podía por menos que mirarnos con guasa. ¿Gente hablando ahí fuera? ¡Venga hombre!
    Hoy, ya hay empresas que se acercan y humildemente admiten "nos han dicho que tenemos que escuchar lo que se dice ahí fuera". Así ha ocurrido en dos ocasiones esta semana. Esta misma tarde, sentado en el despacho de una persona a la que nunca creí que fuera a tratar personalmente.

    Sonrío. Quizá una o ninguna de las ventas se cierre en el corto plazo. Pero se trata de una señal del signo de los tiempos, que nos pone viento de cola.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    11 Comentarios:

    Anonymous Víctor R. Ruiz dijo ...

    Me alegra muchísimo leer eso, Fernando. A veces temo que nos quejamos de vicio, pero con tantas líneas ADSL ahí fuera, y un uso creciente de la Red, algo tiene que cambiar.

    septiembre 23, 2005 3:49 a. m.  
    Blogger Luis Rull Muñoz dijo ...

    ¿Se puede vivir de los sueños? O mejor dicho, ¿se pueden hacer los sueños de creación reales? Me ayuda mucho tu post. Seguiremos dando brazadas. ¡Enhorabuena y sigue en la lucha!

    septiembre 23, 2005 7:56 a. m.  
    Anonymous Esteban dijo ...

    Fernando, creo que existen dos mundos. El que todos conocemos, y el de los emprendedores, el de los que dejan de comprar "pañales de marca" a sus hijos o dejan sus vicios geekanos para emprender un interesante y divertido viaje, que siempre merece la pena hacer.

    septiembre 23, 2005 9:48 a. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Gracias, Victor.

    La lógica jugaba a nuestro favor. Pero la irracionalidad es la compañera de la fatalidad, y todo puede ocurrir.

    Luis,

    Me alegro. Es un post de alegría un día de optimismo. También hay otros días de bajón, y esos días intento no escribir (y si lo hago, en el diario personal).

    Esteban,
    Existen más mundos, pero el de los emprendedores es un mundo en sí mismo, sí. Un lío.

    septiembre 23, 2005 11:29 a. m.  
    Blogger Andres dijo ...

    Fernando, esos son los comentarios que realmente nos hacen seguir intentándolo y luchando por hacer algo que merece la pena.

    De delirios nada. Todos a empujar un poquito.

    septiembre 23, 2005 12:37 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Gracias, Andrés.

    Aunque realmente creo que esto no debió ser un post (tengo una imagen personal que cuidar ;-)

    Y los delirios pueden ahuyentar a los "inversores". Jeje.

    septiembre 23, 2005 12:47 p. m.  
    Anonymous oscarm dijo ...

    Como dices, ya no hay marcha atrás. Pero los barcos, a veces, también se hunden. Así que ¡adelante!

    Hay cosas mucho más importantes que la marca de los pañales, y seguro que tus hijas lo valorarán (en su momento).

    septiembre 23, 2005 1:10 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Eso de los barcos es complicado, sí. El barco que yo abandoné va a la deriva y mis compañeros que siguen en él, están deseando "dar el salto" también.

    septiembre 23, 2005 1:26 p. m.  
    Blogger Fernando dijo ...

    A ver, a ver ...

    septiembre 23, 2005 5:28 p. m.  
    Blogger Octavio Rojas dijo ...

    La verdad es que no leí el post, pero por los comentarios creo que algo bueno está pasando.

    Te lo mereces, Fer.

    Aguanta un poquito, que la marea está bajando.

    septiembre 23, 2005 9:56 p. m.  
    Blogger JJ dijo ...

    Pues ánimo, y a por ellos, que son pocos y cobardes.

    septiembre 29, 2005 11:56 a. m.  

    Deja tu comentario


    << Inicio