<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    septiembre 18, 2005

    Poniendo cachondo al personal

    Creo que es la primera vez que uso abladías como sudadera. Aunque antes ya he tenido tentaciones, hoy -ahora mismo- me enfrento a una delicada tarea, y creo que reflexionar aquí, públicamente, me ayudará. Así que voilà una razón más para mantener un blog.
    Mi empresa pasa por un punto de inflexión. Hay nuevo producto, nueva tecnología, nuevos clientes, y lo más complicado, tenemos caras nuevas. Nuevos empleados que acaban de incorporarse completamente ajenos a nuestra tecnología, a nuestra cultura, y lo que es más complejo, ajenos a nosotros, a las personas que llevamos aquí más tiempo, y que vamos haciendo que esto tire para adelante. O sea, que no nos conocemos. Somos extraños los unos para los otros, no sabemos cómo respiramos, cómo trabajamos. Y lo que es más difícil, necesitamos que las personas que acaban de entrar, rindan desde ya mismo, pues se trata por así decirlo de una inversión con un ROI buscado a muy corto plazo.

    Así que mañana tenemos una reunión de equipo, y en un momento dado tengo que lanzar un "speech" motivacional (palabreja asquerosa y manida que significa que se pongan a currar como locos, pero no por miedo a mi látigo, sino azuzados por el suyo propio). En pocas palabras, que se pongan las pilas, que echen el doble de esfuerzo para poder empezar a andar ya, sin más demora. Que se esfuercen en el aprendizaje, que se esfuercen en las ventas, en las comunicaciones con el banco, o en la producción cara al cliente.
    Motivar es una de esas arduas tareas, en una empresa o fuera de ella. Es una de esas labores que no tiene que ver con uno mismo (lo que más amamos en el planeta), sino con la otra persona. Como ese típico eslógan de venta que dice: "no es cómo se vende, si no por qué se compra" (cierto, por otra parte). Motivar a los recién entrados no pasa por decirles lo mucho que significaría para mí que se pongan las pilas. Tiene que ver con ayudarles a encontrar las razones para que ellos mismos se pongan SUS pilas. Podría decirles, por ejemplo, que si la empresa va bien (tarea de todos), ellos tienen la oportunidad de crecer con ella. Pero, ¿y si lo de crecer profesionalmente les importa un bledo?

    Es difícil dar ánimos a alguien a quien no todavía no se conoce, y que aún no confía en ti. No me gusta dar consejos, y menos a gente que no tengo muy cercana. Sin embargo, la motivación parece basarse en un consejo tras otro: "deberías trabajar a tope, para llegar a ser rico", "deberías empollar mucho, para llegar a ser alguien en la vida".
    Y lo que es peor. Si las personas que tengo enfrente son inteligentes (y quiero creer que lo son, más me vale), desconfiarán de cualquier arenga empalagosamente corporativa. Yo lo haría. Mido -no puedo evitarlo- la inteligencia de un profesional (cuando la profesión no es arte o vocación), por lo mucho o poco que es capaz de reírse de toda la parafernalia corporativa. Estamos aquí por dinero, cierta ambición de poder (algunos), para sentirnos apreciados (otros). Estamos aquí, porque no es fácil estar en otro sitio. Motivaciones que al final suben y bajan del primer al quinto escalón de la pirámide de Maslow. Pero una cosa es que estemos aquí, y otra cosa es que no nos demos cuenta de dónde estamos. Y lo que de verdad importa no suele rondar por estos lares.

    ¿Qué les digo? Mis motivos los conozco. Y sé que los suyos no pueden ser los mismos. De hecho, es casi imposible, desde el momento en que yo soy semi-emprendedor -y socio-, y ellos no. Pero hay zonas comunes, seguro. El dinero lo puede todo -es sólo un problema de precio-. El buen rollito es indispensable para no ahorcarse el lunes a las siete y media, cuando suena el despertador (curioso nombre, si se aplica el sentido figurado a la condición del sueño). Empezaré contándoles mi experiencia, no porque crea que les importe, sino porque estoy convencido que ellos me ven accesible, y mi testimonio puede servir para iniciar el debate (única salida posible, por otra parte).

    Mi principal baza tiene nombre propio y se llama Innovación. Mi empresa es el despiporre de la innovación. Nuestro leit motiv nos impide crear servicios que ya existan previamente en el mercado. Y en la innovación se halla la potencia. Lo que puede ser, lo que será si las piezas son jugadas con acierto. Y además partimos con una marca, con buenos clientes, con buenas perspectivas internacionales. Esa es mi baza. Recordarles a todos lo que podrá ser si sudan la camiseta y arriesgan ahora. Eliminando de si camino, claro está, la percepción de riesgo. El riesgo mayor ya lo corremos nosotros. Para ellos, todo es caminar hacia adelante. Su currículum se beneficiará, incluso si finalmente fracasamos. Una empresa como la nuestra carece del tamaño para atraer a los mejores cracks del mercado, pero ofrece el atractivo y la recompensa del crecimiento.

    Mañana a las doce, desgranaré una a una las motivaciones racionales, y jugaré por debajo de la mesa con las emocionales. Si alguien tiene alguna sugerencia, no dejaré nunca de darle las gracias.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    19 Comentarios:

    Anonymous Diego dijo ...

    Utiliza una frase de steve jobs: ¿pensáis seguir como hasta ahora, o preferís pasar a la historia?

    Un saludo, y que gozada tener un jefe como tú :-)

    septiembre 19, 2005 12:16 a. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Gracias, Diego.

    Es una buena frase que meto ahora mismo en mis NOTAS.

    Gracias, gracias, gracias, ...

    Te copio una parte de mis notas: "... os puedo asegurar, que lo único que tenéis que hacer es levantaros cada mañana con la convicción de que ESTÁIS HACIENDO HISTORIA. Recordad esta mesa, esta charla, esta oficina, porque de aquí a un año, os aseguro que nos estaremos riendo de esto. Yo llevo un diario personal, y lo anotaré, y os lo enseñaré dentro de un año."

    Gracias, gracias, gracias, ...

    septiembre 19, 2005 12:34 a. m.  
    Anonymous Anónimo dijo ...

    ¿Por qué no les doblas el sueldo? Ya verás qué motivados van al trabajo ;)

    septiembre 19, 2005 8:49 a. m.  
    Anonymous Anónimo dijo ...

    Eslogan no tiene acento. Corrige y borra esto.

    septiembre 19, 2005 9:07 a. m.  
    Anonymous FerN dijo ...

    jaja,

    ¿Doblarles el sueldo nada más empezar? Antes tendrán que demostrar que se lo merecen!!

    septiembre 19, 2005 9:58 a. m.  
    Anonymous Joserra dijo ...

    jeje, sé que llego tarde, pero...
    ante todo sinceridad. sinceridad al decirles lo que esperas de ellos, lo que les espera.

    septiembre 19, 2005 4:26 p. m.  
    Anonymous Anónimo dijo ...

    No sé como motivarás a tus empleados, pero sí sé como les desmotivarás/marearás/abrumarás si tus charlas son tan plúmbeas como tus posts.

    septiembre 19, 2005 4:28 p. m.  
    Anonymous F Polo dijo ...

    Joserra,

    estoy de acuerdo contigo.

    Anónimo,

    También.

    septiembre 19, 2005 4:36 p. m.  
    Anonymous Anónimo dijo ...

    Yo siempre he tenido bastante motivación por mi mismo, pero hay ciertas cosas que se agradecen y que ayudan a que el ánimo no decaiga:

    - Una meta que recordar cada dia, una que apetezca alcanzar

    - Una paga generosa que permita dejar de lado otras preocupaciones prácticas innecesarias

    - Una comunicación excelente y transparente con mis compañeros, para lo bueno y lo malo

    - La posibilidad "real" de aportar ideas

    - La valoración personal y profesional explícita del trabajo bien hecho

    - Que los que trabajan conmigo se crean lo que están haciendo

    - La calidad de lo que se está haciendo

    - Un buen clima en la oficina


    Imagino que hay más cosas, pero estas me parecen importantes para hacer las cosas con ganas. Lo que no considero tan motivador es que desde el día uno me pidan horas extras no pagadas o sacrificios extraordinarios para hacer méritos. Igual que dices que no les doblas la paga porque no sabes lo que son capaces de hacer, tampoco puedes exigir que se destrocen cada dia si no te conocen a ti o a la empresa. No suele sentar bien que de buenas a primeras se pongan las exigencias hoy y las contrapartidas en el futuro. Eso con gente con la que llevas un tiempo bueno, pero para un nuevo es como si le prometes el dorado.

    septiembre 19, 2005 6:42 p. m.  
    Anonymous Javier Muñoz (iAbogado.com) dijo ...

    Un aumento de sueldo es como un martini: sube el ánimo, pero sólo por un rato.(Dan Seligman) Lo difícil es ofrecer una combinación equilibrada entre retribución económica y retribución 'espiritual' en forma de ambiente creativo y participativo, flexibilidad de horarios, etc. Hay escritas trillones de páginas sobre el asunto, pero cada emprendedor tiene que ponerle su propio cascabel al gato...

    septiembre 19, 2005 6:55 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Anónimo, tienes razón. Pedirles desde el principio un esfuerzo extra-laboral, cuando todavía no hay una relación real, no tiene sentido.

    Lo que he intentado de alguna forma, ha sido convencerles de la oportunidad, para que ellos mismos se vean reforzados en su decisión de haberse unido a nosotros.

    Y luego, el ejemplo será la mejor manera de predicar.

    septiembre 19, 2005 7:29 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Javier,

    Yo también creo que el salario (que por otra parte, ha sido pactado ya), no es ahora lo más importante.

    Lo más importante es que se sientan respaldados, y que vean que su esfuerzo tiene resultado.

    septiembre 19, 2005 7:30 p. m.  
    Anonymous Anónimo dijo ...

    pues el anónimo de tu hermano, te diría que ellos sólo necesitan ver que tú crees, ellos creerán...

    septiembre 21, 2005 1:44 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    definitivo, anónimo hermano.

    septiembre 21, 2005 2:01 p. m.  
    Anonymous Anónimo dijo ...

    Mi vecino es cura, y yo veo que él cree. Pero a mi como que no me entra.

    septiembre 22, 2005 11:19 a. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    jeje,

    no me compares, mi empresa, algo racionalmente sólido, con la fe!!

    jeje.

    septiembre 22, 2005 2:17 p. m.  
    Anonymous M@x dijo ...

    (sólo si te apetece) después de contarles el proyecto preguntales:

    "lo veis o no lo veis"

    si no lo ven despídelos; si lo ven no necesitan más estímulo.

    (insisto, solo si te apetece)

    off topic: el correo electrónico bien, espero :)

    septiembre 22, 2005 8:10 p. m.  
    Blogger Juan Arellano dijo ...

    Hola

    Incluí un enlace a este post en uno que preparé con los que más me gustaron de los que leí la semana pasada.

    El url es: http://arellanos.blogspot.com/2005/09/seleccin-de-posts-ledos-19-al-25-de.html

    Las primeras veces que me ví en trance similar pude apreciar como cambiaba mi perspectiva de las cosas de haber sido subalterno, a la nueva posición.

    Saludos.

    Juan

    septiembre 30, 2005 8:31 p. m.  
    Blogger FerN dijo ...

    gracias por el enlace, CyberJuan

    octubre 02, 2005 1:51 a. m.  

    Deja tu comentario


    << Inicio