<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    marzo 14, 2005

    Google y Europa: liberalismo vs. socialismo

    Inicio
    No recuerdo qué sabio iletrado en lides tecnológicas se quejaba de que los niños de hoy crecían pensando que todo el conocimiento del mundo se hallaba recogido en Google. Precisamente cuando el conocido buscador dejaba fuera las fuentes más fidedignas de conocimiento que existen: los libros. El sabio tenía razón, y a mí me dio qué pensar. Así que renové mi carnet de la biblioteca y me quedé gratamente sorprendido cuando descubrí que al menos el catálogo de las bibliotecas municipales madrileñas estaba online, ¡pudiendo consultar incluso la disponibilidad!
    El resto es historia. Amazon dio el primer paso con su servicio Search inside the book. Y ha sido cuestión de tiempo que Google anunciara el pasado diciembre (en NYT, requiere suscripción gratuita) Google Print, una iniciativa para digitalizar más de 15 millones de libros (de aquí a 2015), cuyo contenido estará disponible para la búsqueda gratuita, dando acceso íntegro a los libros sin copyright.

    Nudo
    Ante semejante hito en la historia del "libre acceso a la cultura", no todo podían ser parabienes. Resulta que los libros que Google va a digitalizar están escritos únicamente en inglés. Por este motivo, Jean-Noël Jeanneney, director de la Biblioteca Nacional de Francia, puso el grito en el cielo (Le Monde, de pago, en francés) el pasado enero. Argumentaba que siendo el motor de búsqueda más usado en el mundo, la preponderancia de la cultura anglosajona crecería aún más (¿si cabe?). En febrero, volvió a contraatacar anunciando la digitalización de los archivos de 22 periódicos franceses desde el s.XIX hasta 1944.
    Los alemanes han recogido con entusiasmo las críticas de Jeanneney, y exigen ahora fondos de la Unión Europea para contraatacar a Google.

    Desenlace
    Ante espectáculos de este calibre se da uno cuenta de que Europa no sólo va a la zaga de EEUU, sino que la brecha digital trasoceánica se agrandará a pasos de gigantes. Bien es cierto que como decía Salvador Pániker en Cuaderno Amarillo, parece que la iniciativa pública en Francia funciona mejor que la iniciativa privada (justo al contrario que en España). Pero lo que queda más o menos claro, es que si tenemos que depender del Estado (aunque sea de Mamá Europa) para garantizar nuestra posición frente a la cultura anglosajona, será mejor que nos vayamos poniendo las pilas con el inglés.
    Claro que el escaso interés suscitado por la polémica en los medios españoles, tiene que ver, supongo, con las opulentas vacas que, según se publica a los cuatro vientos, vive el idioma de Cervantes. O a lo mejor se piensan los bibliotecarios españoles, que Google hará un huequecito para libros en Spanglish. O que si vuelve Aznar al poder, Bush le sugerirá a Page y Brin que nos den cancha con los cuatro clásicos mejor clasificados en el canon del Sr. Bloom.

    Cierre
    No es sólo que se extraigan de nuestras arcas dineros para financiar proyectos públicos que terminarán muy cerca de la basura (léase, más allá de la quincuagésima posición en una búsqueda en Google). Es que hay cosas de la Internés -como ocurre con la iniciativa Gallica, digitalización de clásicos franceses o la Biblioteca Virtual Cervantes-, que los funcionarios no entienden, ni quizá lleguen a entender nunca. Como por ejemplo, los entornos abiertos e interoperables en la web. Proyectos como el francés o el español están mál ejecutados desde el principio porque sus contenidos no son fácilmente indexables (frames, falta de urls identificables y significativas, metadatos no accesibles, etc). El problema es que el enorme esfuerzo que se lleva ya realizado en miles de digitalizaciones de clásicos franceses y españoles (y otros) duerme el sueño de los justos en sitios a los que casi nadie accede, y menos aún los Googles o Yahoos de turno.
    Dormiría más tranquilo si una serie de iniciativas privadas europeas, preocupadas por nuestras nanoculturas, se hubieran puesto al contraataque. Como eso no ocurrirá, simplemente me dormiré sabiendo que mañana alguien habrá tirado un poco más de dinero de mi bolsillo en un proyecto inútil. Por qué alarmarse ... hay tantos.

    LINKOGRAFÍA:

    Sobre Google Print:

    Sobre el grito en el cielo francés:

    Blogs en español que lo han comentado:

    Debate:


    Artículo publicado originalmente en Baquía.com

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    0 Comentarios:

    Deja tu comentario


    << Inicio