<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    marzo 04, 2005

    [abladía] - mediocridad

    Me fue concedida la suficiente inteligencia para apreciar mi mediocridad hasta en sus más ligeros matices. Una inteligencia elegante que despista a casi todos menos a mí. Me dejaría morir mañana mismo, si no supiera que tengo que comprarme unos calcetines negros este fin de semana.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    2 Comentarios:

    Anonymous Alguien dijo ...

    Un poco de optimism o en este viernes tan luminoso.... Un poco de Luis García Montero para animarte...



    Por detergentes y lavavajillas,
    por libros ordenados y escobas en el suelo,
    por los cristales limpios, por la mesa
    sin papeles, libretas ni bolígrafos,
    por los sillones sin periódicos,

    quien se acerque a mi casa
    puede encontrar un día
    completamente viernes.
    Como yo me lo encuentro
    cuando salgo a la calle
    y está la catedral
    tomada por el mundo de los vivos
    y en el supermercado
    junio se hace botella de ginebra,
    embutidos y postre,
    abanico de luz en el quiosco
    de la floristería,
    ciudad que se desnuda completamente viernes.
    Así mi cuerpo
    que se hace memoria de tu cuerpo
    y te presiente
    en la inquietud de todo lo que toca,
    en el mando a distancia de la música,
    en el papel de la revista,
    en el hielo deshecho
    igual que se deshace una mañana
    completamente viernes.
    Cuando se abre la puerta de la calle,
    la nevera adivina lo que supo mi cuerpo
    y sugiere otros títulos para este poema:
    completamente tú,
    mañana de regreso, el buen amor,
    la buena compañía.

    marzo 04, 2005 11:38 a. m.  
    Anonymous Tanis Haller dijo ...

    sublime

    marzo 04, 2005 11:47 a. m.  

    Deja tu comentario


    << Inicio