<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    febrero 23, 2005

    Leica, el ocaso del mito

    A mí la fotografía me apasionaba mucho antes de oir hablar de los píxeles, y menos aún de los megapíxeles. Eran tiempos de aperturas de diafragma y profundidades de campo. En aquel entonces, al admirar una fotografía de Cartier-Bresson, o de Walker Evans, alguien indefectiblemente te recordaba la marca o el modelo de la cámara usado para la instantánea.
    Hoy leo en Der Spiegel que Leica no aguanta más la presión de los acreedores, y que los bancos les han denegado nuevos créditos.
    Las pérdidas operativas del presente año fiscal ascenderán a 10 millones de euros, y con las pérdidas acumuladas se alcanzará la mitad del capital inicial.
    Lo cierto es que entraron débilmente y con alianzas en el terreno de la fotografía digital, quedándose demasiado atrás. Ahora, la competencia japonesa es demasiado fuerte, y un dolar débil complica además las exportaciones de las cámaras Leica, tan prestigiosas como caras.
    Aunque nadie duda del mito, muchos declaran que ya no era más que eso, pues la mayoría de los profesionales habían abandonado la marca hace mucho.
    Algunos links para comprender mejor el mito:
    - Leica (el nacimiento de la cámara de 35 mm).
    - Leica: la historia de un mito (pdf)
    - Dos ediciones especiales Leica.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    1 Comentarios:

    Anonymous El Anacoreta dijo ...

    Tendrá que dedicarse en exclusividad a los aparatos topográficos, donde a día de hoy aún nadie le hace sombra, ni creo que haya nadie con intención de entrar con fuerza en ese campo (aunque cada vez hay más japoneses...).

    febrero 27, 2005 9:18 p. m.  

    Deja tu comentario


    << Inicio