<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    febrero 17, 2015

    ¿Qué es un lidertario?

    El siglo XXI requiere un nuevo tipo de líder. Un líder que busca la meritocracia, no la autocracia. Que dota de autonomía y libertad a cambio de la responsabilidad. Que entiende las dinámicas digitales, practica los valores digitales y entronca con el punto de vista de las nuevas generaciones.

    Hemos escrito un libro para explicar lo que es, pero aquí van algunos rasgos identificativos:

    • Un líder conectado a las personas con las que trabaja, que las escucha, que habla con ellas y les da “cariño” en público, de manera transparente, sin temor ni reparos. 
    • Un líder más profesor que jefe. Que inspira, que enseña, que ayuda. Un líder “servicial”. 
    • Un comunicador férreo y consistente: que lee, que escribe y que habla en público. Y que no renuncia a ninguna de las tres herramientas para inspirar y guiar. 
    • Un líder en comandita. Que no se aferra a un puesto. El lidertario guía y no tiene reparos en ser guiado. Yo inspiro en algo, y soy inspirado en otras cosas. La jerarquía impone “cargos” y “puestos”. El lidertario no requiere ninguna de las dos cosas. Lidera y es liderado.
    • Un líder imprendedor. Que sabe que hay que empujar, que hay que tirar del carro. Que pide perdón, antes que permiso. Que sabe que la burocracia y el consenso mata la innovación. Y que sabe que su cruzada hace crecer el bien común del proyecto cooperativo.
    • Un líder que otorga “libertad a cambio de la responsabilidad” y que rehuye el control y el “ordeno y mando". 
    • Un líder humilde. “Cuanto más convencidos estamos de haberlo merecido, más lejos estamos de merecerlo”.


    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    4 Comentarios:

    Blogger Julen Iturbe-Ormaetxe dijo ...

    Ya lo leeremos, pero desde el minuto cero niego la mayor. Planteo mis serias dudas sobre esa pertinaz insistencia en la figura del líder. Hace ya tiempo que me siento mucho más cómodo con enfoques del estilo Belbin: cada persona dispone de una serie de competencias y la gracia está en encontrar otras que complementen las tuyas. Me gusta más el enfoque distribuido de un liderazgo que se diluye sobre la base de inteligencias múltiples (al estilo de la propuesta de Gardner) y que no incide tanto en un macho alfa reconvertido al buenrollismo tan de moda en la comunicación online. Postearemos sobre ello, no hay duda.
    Ale, ya tenemos conversación :-)
    Buen fin de semana.

    febrero 21, 2015 7:01 a. m.  
    Blogger Fernando Polo dijo ...

    Jeje... No voy a entrar al trapo ;-)

    Nuestra visión del concepto del líder coincide en muchos aspectos, precisamente, con los conceptos desarrollados por Belbin en términos de trabajo en equipo.

    Defendemos, justamente, un modelo de "liderazgo en comandita", o de liderazgo de "imprendedores", donde todas las personas de una organización, comunidad o proyecto x, son conscientes de la importancia del rol del "imprendedor" (traducido al castellano, podría ser "el que tira del carro" en una tarea o proyecto determinado): aquel que decide invertir esfuerzo personal en un proyecto que puede fracasar, pero que si triunfa sumará al bien común de la comunidad, más allá de que a él también le reporte un bien individual (por la pertenencia a la comunidad, y por alguna razón puramente egoísta).

    Esos "lidertarios", primero, son conscientes de la "libertad" para actuar, y son conscientes, también, de la "responsabilidad" que conlleva esa libertad. Esa responsabilidad, impuesta por la comunidad, una presión "interpares", les encaminan a "liderar" un proyecto determinado.

    En algunos casos, son líderes (del término "leiten" en alemán, encabezar, coordinar, gestionar...) y en otros casos son partícipes.

    En Semco, empresa industrial brasileña, referencia absoluta en términos de autogestión, buscaban equipos de trabajo organizados en círculo, donde un coordinador podía dejar de serlo por votación, y volver a ser un miembro no coordinador (pero no por eso menos importante) del círculo.

    Julen, tú y yo podríamos negarnos la mayor hace 6 años, como sigo diciendo cada vez más en algunas de mis charlas (he llegado a compartir el link de mis desafortunados comentarios en tu blog, para intentar explicar mi "transformación"). Pero ahora yo creo, que nos va a tocar más, matizarnos, en todo caso.
    Ahora, tú y yo, deberíamos más bien buscar Goliaths enemigos comunes, y sincronizar nuestras hondas... :)

    febrero 21, 2015 1:15 p. m.  
    Blogger Julen Iturbe-Ormaetxe dijo ...

    Leeré primero el libro, que es como estas cosas se hacen bien :-)

    febrero 21, 2015 5:25 p. m.  
    Anonymous sandra torres casanova dijo ...

    Interesantísimo el blog.

    Saludos desde Guatemala!

    abril 22, 2015 4:21 p. m.  

    Deja tu comentario


    << Inicio