<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • Rebel Thinking
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    septiembre 15, 2009

    Entrando en un nuevo Territorio

    No lo tiene nada fácil la pequeña empresa en estos tiempos que corren. Los que nos creían -nos daban crédito- ahora nos dan largas. Los proveedores nos dan cortas. Nuestros clientes piden tiempo, y cuando se acaba el tiempo piden la luna. Y por si era poco, el río del consumo anda revuelto con tendencias sociales encontradas, carteras con tembleque crónico y otras zarandajas del estilo yo-tengo-la-sarten-por-el-"mando".

    Y si, porque nos gustan las emociones fuertes, navegamos por el mundo del marketing y la publicidad, la cosa se acelera con la crisis de los medios tradicionales y la revolución de los medios sociales, que molan mucho, pero pagan poco. Los encargados de encantar serpientes se desencantan invirtiendo esfuerzos en campañas y soportes cuya efectividad se pone cada día en entredicho, y miran a los lados intentando volver a recuperar un queso que les sabía a zona de confort.

    No me digáis que no es el momento de irse al lejano oeste, y hacerse buscador de oro. Precisamente a esto le he estado dando vueltas desde que dejé Domestika, la empresa que me dio de reir y llorar los últimos dos años, y a la que le debo un pedazo de mi equipaje sobre cómo gestionar equipos hacia arriba y hacia abajo. Domestika creció a mi lado. Quiero creer que algo pude sembrar allá de mí. Y ahora, tras algunos meses de remanso necesario, he decidido volver a lanzar el órdago del empleado por cuenta propia y sudar sangre invertida en mí.

    La opción más evidente, en la que llevo envuelto de una u otra forma desde su fundación (allá por el 1997), se me resistía inicialmente por motivos profesionales, y posteriormente por motivos familiares. Y resulta que todos esos motivos los veo ahora como oportunidades. Así que se acabaron las medias tintas. Desde septiembre, entro a formar parte de Territorio creativo, como socio de pleno empleo. Un proyecto que está creciendo día a día y consolidando su modelo de agencia de futuro.

    Me incorporo con la ilusión de hacerlo crecer y multiplicarse, aportando algo de conocimiento, nociones de organización y gestión, y sobre todo, y lo más importante, horas de sentido común y responsabilidad, que es lo que debe aportar un socio de pleno empleo.

    Y para colmar la suerte de poder participar en esa aventura compartida ahora ya con mis otros dos hermanos, Mari Cruz y Juan Luis, tengo la fortuna de incorporarme en el arranque de una nueva etapa en Territorio: la Cuarta Era.

    Preparados, listos, ... Tc.



    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS
    Otros artículos seleccionados