<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    enero 15, 2006

    Espíritu emprendedor patrio

    Como cuando de niños nos castigaban sin comprender cuál era la pifia, a España le llegan varapalos mediáticos día sí, día no, elaborados por desconocidos expertos "internacionales" que nos ponen una y otra vez a la cola de la primera lista con la que parecen haberse tropezado.
    Los españoles somos los que más fumamos, los que más bebemos, los que menos Internet tenemos, los que más telebasura absorbemos, los más bajos, los más calvos, los más propensos al dispendio. Todo lo malo representamos, todo lo pésimo acogemos. Y por culpa de Grecia y Portugal (¡ahh, dónde queda la añorada Irlanda!) no somos ni los primeros en liderar las listas por la cola.

    El último tirón de patilla de los nuevos curas laicos, viene por ser malos innovando, o mejor dicho, por ser malos no innovando. Como si no supiéramos nosotros, sin que venga nadie a recordárnoslo, que innovar innovar en España, lo que se dice innovar, ya lo hizo Colón, y a qué más. A mí, lo de la innovación me repatea, porque casi todo el mundo apela a la innovación como antes se apelaba a la gracia divina (uso la gracia divina como benchmark, por inspiración del maestro Bueno). Nadie sabe muy bien qúe ni cómo, pero hay que innovar para ganarse el cielo. Y tú qué, ¿innovas? ¿Qué no? Pues vete ahora mismo a contárselo al primer periodista que pilles, para que si no innovado, te pille Dios al menos confesado. Y cuando se innova y no se triunfa simplemente se recuerda que un exceso de innovación, en este país tan retrasado, puede ser motivo de empacho y diarrea, y que eso es lo que ha ocurrido.

    Pero el estudio europeo que se ha presentado esta semana, no es de esos de la gracia divina. Son de los que definen más o menos bien qué indicadores (26 parece) se meten en el saco de la innovación. A falta de leer el estudio completo (ruego me disculpen ustedes, es que estoy muy ocupado innovando), se cuenta en El Mundo que se innova poco en España, y que hay un indicador especialmente nefasto. ¿Adivinan ustedes cuál?
    La CE considera que el rendimiento de España en innovación es "relativamente equilibrado" en cada uno de los ámbitos analizados, excepto en el relativo al "espíritu emprendedor", donde España registra un resultado "mucho más débil" y ocupa el puesto 22 dentro de la UE-25.
    Teniendo en cuenta la cantidad de autónomos y pequeños negocios que hay en España, así sin leer más diría uno que el espíritu emprendedor que falta es el del emprendedor ancho de miras, con afán de dominio mundial. Que se echa de menos a los Pizarros (no opables), Hernán Corteses o Colones para que luego la corrección política los cruja y los tache de imperialistas para arriba.

    Dice Martin Varsavsky que vamos a cambiar la tendencia, y que vamos a sacar a España de la cola de la innovación tecnológica y otras cosas. Y yo digo que no. Y lo digo porque no es una cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío. Es que el vaso está vacío, y decir que el vaso se llenará sería como que un planificador de demanda dijera que el año próximo se venderá un 20% más, cuando el histórico de los últimos cuatrocientos años dice justo lo contrario.

    Y que conste que yo soy un ciudadano del mundo (!), poco o nada nacionalista, al que igual le da que la innovación sea española que alemana o francesa, y que si no fuera porque tengo mis huevos en la cesta ibérica, me importaría un carajo que España fuera el país en el que más funcionarios hubiera ...


    ... ¿Ya está? ¿Ha resultado creíble?

    Technorati Tags: , ,


    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    18 Comentarios:

    Anonymous Nor dijo ...

    Creo que la falta de emprendedores es solo un sintoma de un problema mas profundo. El martes pasado hubo un interesante debate en la 2 sobre los horarios españoles y su posible y/o necesaria convergencia con Europa. Tambien flotaba el tema de la falta de eficiencia en el trabajo en España, parece que echamos mas horas que cualquier otro pais y somos los terceros en la cola de la eficiencia (te suena este puesto, no?). Los jovenes (y no tan jovenes) españoles sueñan con ser funcionarios antes que otra cosa por eso de la buena vida. En Alemania, 7 de cada 10 universitarios, en cambio, desearían desarrollar alguna idea propia. ¿Quiza el horario o el sacrificio de la empresa no convence a la gente? ¿Se puede ser emprendedor sin dedicarle la vida? Si la empresa en España tuviera unos horarios mejores como por ejemplo, en Holanda, elegiríamos por razones profesionales? ¿Tiene sentido comparar o querer hacer converger a España con paises con una cultura historicamente distinta? Quizá hasta el luteranismo/catolicismo tiene algo que ver con todo esto. O el clima, dicen algunos...

    enero 15, 2006 6:28 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Tienes razón en todo lo que comentas. En cuanto a los horarios, las largas jornadas y escasa productividad no benefician a nadie, más bien perjudican. Pero creo que también es síntoma, no causa.

    enero 15, 2006 6:38 p. m.  
    Anonymous mestebanez dijo ...

    Pues personalmente creo que el problema es que el barco está podrido por dentro, por eso no anda.
    a) Institutos. Los chavales dejan la secundaria sin ninguna idea sobre lo que les gustaría hacer. Sobre todo, porque no saben lo que se puede hacer. Algunos creen que estudiar químicas es estar todo el día con probetas en las manos, que un ingeniero siempre está entre máquinas o que un arquitecto no se despega de sus planos.

    La falta de perspectivas - todos tienen primos, cuñados, hermanos - con carreras técnicas y mal pagados les lleva a algunos a pensar que quizás estudiando "algo que les guste" tendrán más posibilidades.
    España está llena de brillantes filólogos, en un mundo que no los necesita. Ni que decir tiene, que estos son carne de cañón.

    b) La Universidad. Un monstruo que sólo sirve para anular vocaciones. Las carreras técnicas son demasiado teóricas. Por un lado, los profesores no tienen conocimientos reales, se han aislado en su insignificante área de conocimiento - en la que son los mayores expertos del mundo - pero no saben lo que hay fuera.
    Los matemáticos saben que hay un nuevo primo de Mersenne, pero no tienen ni idea de los algoritmos informáticos que se han utilizado para obtenerlo.
    Los ingenieros podrían construir un puente de 100 kilómetros de largo, pero nunca han estado en una planta desaladora, o han visto cómo se montan unos molinos de viento.
    Hay profesores de química que nunca han pisado una empresa, no saben lo que se requiere a nivel de empresa. No saben que muchos de sus alumnos acabarán en Coca-cola haciendo controles de proceso.

    c)En España se prepara una y otra vez a la gente, dándoles más y más conocimientos, pero nunca se llega a dar el gran salto de aplicarlos. Cuando se llega a la empresa, aquello es pura desolación. Jefes ineptos, empleados escaqueados, horarios absurdos. Un sálvese el que pueda, al final el trabajador apenas si tiene para salvar su culo, pensar en formar una familia e hipotecarse.

    d) Los proyectos innovadores que ocurren en España, hoy en día muchas veces debidos a proyectos mayores de la Unión Europea, son un constante malgasto de recursos. La plantilla puede ser el doble de la necesaria, hay muchas subcontratas intermedias, el personal no es del todo adecuado para los puestos.

    e) En resumen, la innovación no existe, porque no hay nutrientes, no hay donde plantarla y no hay personas que sepan cómo cuidarla. Es una cuestión de cultura, imposible de erradicar, como la corrupción en los países latinos ( tal vez más difícil de eliminar, si cabe ). Sólo podría hacerse algo si hubiera un compromiso nacional, sin miedo a que rodaran cabezas. Eso nunca ocurrirá, somos, fuimos y seremos, un país de paletos.

    enero 15, 2006 10:06 p. m.  
    Blogger Anónima dijo ...

    Hola Fernando,

    En cuanto al fondo:

    No sé hasta que punto se puede generalizar, pero desde luego en mi caso y en el de muchas de mis (pocas) compañeras de promoción, los horarios fueron causa y no síntoma. Es imposible plantearse una vida familiar medio normal trabajando, no ya de directivo, si no de directora de proyectos en una ingeniería española, que es lo que yo era cuando abandoné y me convertí en una funcionaria feliz.

    En mi opinión los problemas de explotación horaria unida a la baja productividad que conlleva destiñen en todo, y también en la innovación y en las ganas de emprender.

    En cuanto a la forma: Vaya jartá de reirme :D

    enero 15, 2006 11:37 p. m.  
    Anonymous M@x dijo ...

    Claro Don FerN, es dicho viejo: Que inventen ellos!

    Eso sí, tendremos que aprender inglés y alemán y francés y japonés para entender sus inventos y aplicarlos a nuestro proceso productivo.

    Que inventen ellos!

    Nosotros, mientras, nos quedaremos sentados lamentando nuestro sistema académico y nuestra "indio-sincrasia" nacion-al esperando a que alguien llame a nuestra puerta con un fajo de duros [huy perdón! de "Uros"] de subvención..."pa-in-novar-oiga-pa-in-novar"

    enero 16, 2006 2:13 a. m.  
    Blogger JJ dijo ...

    Lo de la innovación a nivel mundial está bien, pero sólo si hay una cierta transferencia de riqueza fluida a nivel global también. Porque de lo que innova Japón, aquí me parece que no vamos a ver gran cosa, sobre todo desde que Nissan y Suzuki se están largando de aquí echando leches.

    enero 16, 2006 10:59 a. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    JJ,

    De lo que innova Japón, el españolito se beneficia como consumidor, y hasta ahora, se ha beneficiado como empleado (y se sigue beneficiando).
    Con eso, bastaría para que todo español hubiese puesto en su casa una banderita de Japón como mínimo.

    Si a lo que te refieres es a que si no innovamos en España, el futuro volverá a estar negro, es cierto. Si no innovas no podrás ser una potencia mundial.

    Pero no dudes de que cuando aquí vuelva el paro, el hambre y la miseria, volverán las fábricas. Es lo que tiene el capitalismo y la globalización.

    Alemania, sin ir más lejos, vuelve a ser competitiva en salarios (ligeramente). ¿Quién lo hubiera dicho? No hay como unas buenas recesiones para conseguirlo.

    enero 16, 2006 12:41 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Mestébanez,

    Yo también creo que uno de los pilares del problema es la Universidad.

    Pero siempre se ha dicho que los mayores emprendedores no pasan por las aulas. Y eso aquí tampoco se da. El padre quiere que el hijo vaya a la Universidad. No quiere que se estrelle unas cuantas veces intentando hacer fortuna desde jovencito.

    enero 16, 2006 12:43 p. m.  
    Anonymous Eduardo dijo ...

    El informe de la Comisión que comentáis dice que la financiación de investigación y desarrollo en España está por encima de la media comunitaria, y en vista a los resultados, ese dinero se ha invertido mal. Evidentemente, muchas empresas e instituciones malgastan los recursos y subvenciones para la promoción de la investigación científica. De todos modos ninguna de las potencias tecnológicas han llegado a donde están gracias a las subvenciones, sino al I+D de las empresas. Pero el gasto en investigación empresarial es muy bajo (casi el 45% de la media Europea). El panorama es grave: por un lado malgastan la financiación pública y por otro muy pocas empresas genera conocimiento.

    El gasto total en España fué de 8.945 millones de euros en el año 2004 un (1% del Producto Interior Bruto), y las Comunidades Autónomas que más han invertido han sido Comunidad Foral de Navarra (1,90% del PIB), Comunidad de Madrid (1,76%), País Vasco (1,54%) y Cataluña (1,44%). Ver, http://e-global.es/b2b-blog/2005/11/24/la-inversion-en-id-en-espana/

    enero 16, 2006 3:46 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Eduardo,

    Gracias por los datos y el link.

    Mi opinión con las subvenciones ya la conoces. Prohibidas deberían estar. Rebajar impuestos, facilitar las cosas a empresas nuevas, y punto. Y crear CONTEXTO, más que dar subvenciones (como la de Polca) a proyectos puntuales, susceptibles de ser "vaporware" (uso tus palabras).

    enero 16, 2006 4:52 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Anónima,

    Estoy de acuerdo en que los horarios afectan ineludiblemente. Conozco varios casos, especialmente en mujeres, que se encuentran en una situación similar a la tuya.

    Pero cuando hablo de "espíritu emprendedor", no meto en el saco al directivo de una empresa. Meto en ese saco al chico de 17 años, que monta una red para vender ordenadores en su colegio, o al fontanero que se decide a ampliar su negocio, contratando a más gente a su cargo.
    Y más, cuando se trata de un emprendedor con ansia de dominar el mundo.

    Por eso digo que los horarios son más un síntoma que una causa.

    enero 16, 2006 5:12 p. m.  
    Blogger benito castro dijo ...

    FELICIDADES FERNANDO POR EL PEDAZO DE ARTÍCULO. SENTIDO, CON DATOS, REFLEXIONADO, VIVIDO. MUY BIEN.

    BENITO.UN ABRAZO

    enero 16, 2006 8:16 p. m.  
    Anonymous daniel dijo ...

    Muy interesante el post, y los comentarios que ha generado. Lo unico criticable es la frase "Que se echa de menos a los Pizarros (no opables), Hernán Corteses o Colones para que luego la corrección política los cruja y los tache de imperialistas para arriba" Criticar la conquista española de America no creo que sea cuestion de corrección política o no. No a todos les movia la innovacion, por otro lado.

    enero 16, 2006 10:04 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Daniel,

    Por un lado, a los conquistadores españoles no les movía la innovación. Les movía probablemente el anhelo de riqueza, gloria y poder (eran otros tiempos, pero los anhelos siguen siendo similares). Eso es justo lo que se echa de menos en los emprendedores españoles. El afán de dominación mundial. No la innovación, que a todo el mundo gusta pero a pocos aprovecha.

    En cuanto a lo de la corrección política, reafirmo que criticar la conquista española de América está de moda en las filas más correctas de la política (desde hace años, conste), y que me gusta bastante más escuchar a Mario Vargas Llosa cuando explica lo que los americanos ganaron con los españoles, y cómo la opresión en su boca se traduce en avance, progreso y cultura.
    Algo que no creo que escuche en boca de los numerosos políticos indígenas que se dedican a derribar estatuas.

    enero 17, 2006 10:10 a. m.  
    Blogger Fabián dijo ...

    Buen artículo y buenos comentarios. Pero no pensemos que toda esa ristra de males es exclusiva de España. Leed Dilbert (http://www.dilbert.com/) durante unas cuantas semanas y veréis cómo hay cuestiones totalmente generalizadas.

    enero 17, 2006 2:00 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Fabián,

    Tienes razón. Estoy absolutamente convencido de que no somos los únicos con problemas semejantes... pero no me consuela mucho.

    enero 17, 2006 4:37 p. m.  
    Blogger Johnymepeino dijo ...

    plas, plas, plas, plas (apalusos).

    Llevo desde 1982 criticando las notícias de futuribles (así las llamo yo): Si... bla,bla,bla España dentro de x años estará a la cabeza... Basura. Todo basura.


    Ten en cuenta tambien que el exceso de "estudios" se debe al exceso de Consejos de Sabios, Comisiones de Expertos, e Inspectores vestidos de lagarteranas al más puro estilo Forges.

    Por otro lado, es falso que -todos- estén deslocalizando. Hay países que aprovechan la deslocalización (que muy pronto se irá a la mierda porque no hay dios que compita con obreros sin derechos ni salarios)ni país que diez años eso resista) pues aprovechan, digo, para quedarse, aguantar el tirón, y empezar a levantar el tejido industrial indispensable que permita garantizar unos mínimos económicos cuando el tsunami del cierre de empresas y paro nos alcance.

    enero 17, 2006 10:14 p. m.  
    Anonymous FerN dijo ...

    "lagarteranas al más puro estilo Forges"

    ;-))))))))))))

    enero 18, 2006 6:45 p. m.  

    Deja tu comentario


    << Inicio