<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    julio 04, 2005

    Cinco razones para huir de la blogosfera

    1. La excesiva corrección política. Un pensamiento volcado en un blog queda almacenado por los siglos venideros, lo cual cohibe el punto recomendable de incorrección política. Una democracia mal entendida impregna los blogs hasta la saturación. Menospreciar es causa de desprecio. Toda opinión es igual ante la ley. El diálogo como el nuevo rey absoluto de la eDemocracia.
    2. La reinvención de la voluntad general. Repetir mil veces una falacia, no la trasmuta en verdad. El caracter necesariamente subjetivo de un blog, se transforma en insoportablemente objetivo cuando miles de ellos son aglutinados en ese mito que es la blogosfera. O la blogosfera como una reinventada voluntad general rousseauniana.
    3. La inflación hipertextual. Un link a otro link a otro link y así ad infinitum. Saber que el universo tiene fronteras no impide que mi condición humana lo relativice hasta hacerlo infinito. La angustia que me produce navegar en un inconmensurable océano me provoca lo que podría denominarse como "estrés de la posmodernidad".
    4. Ese irritante toque geek. Por mucho que cien voces se hagan eco cien veces del último milagro de San Google, esto no lo hará más útil para mí. El deje geek de la blogosfera mantiene a raya a una eSociedad que buscaba la eInclusión en un eFenómeno que no terminan de eEntender.
    5. Defectos importados del Mundo Real™. Influenciadora o influenciada, la blogosfera diluye la conversación en los ríos del mundano debate. Analizado en su todo, el debate se vuelve tan correoso y vulgar como el de un bar de carretera. La sinrazón sentenciada por escrito. La inmensidad de links al presente, que denota la falta de referencias al pasado. La cultura libre, sí, pero a su libre albedrío; desde el momento en que la formación clásica queda desprestigiada.


    Y fuera de programa, el hecho de que las bibliotecas todavía contengan más saber y conocimiento que Santa Blogo y San Technorati en comandita.

    Anímense a rebatirlas. Ahora que las reviso en su conjunto veo que son reversibles, y con ligeros matices podrían convertirse en el pentálogo de esta nuestra blogocomunidad.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    4 Comentarios:

    Anonymous Agustín dijo ...

    Claro que son reversibles, de la misma forma que también son perfectamente válidas en sí mismas. Realmente no veo los blogs tan distintos a cualquier otra estructura social, ni siquiera a cualquier otra eEstuctura.

    Por cierto, en el cuarto punto te has olvidado de la eEndogamia y el eOmbliguismo. Sin ellos no existiría la blogocosa esta...

    julio 04, 2005 10:36 p. m.  
    Blogger F Polo dijo ...

    Tienes toda la razón. Y conste que me confieso culpable de casi todo el pentálogo.
    Lo del ombliguismo es parte de la sobrevaloración de la blogosfera. El blogger es influyente, el blogger está en la blogosfera, luego la blogosfera es influyente.
    Un silogismo rayano en el sofisma.

    julio 05, 2005 9:08 a. m.  
    Blogger Enrique Castro dijo ...

    Interesante punto de vista, que comparto, aunque con matices.

    Creo que origináriamente la blogosfera se caracterizó como un medio, entendiéndo el mismo, la SUMA de sus componentes. El problema es que si individualmente nos creemos que un NANO MEDIO como es un blog, se convierte en un MEDIO ( y más cuando hablamos de nuestro própio espacio de publicación personal ) en cierto modo se desvirtúa bastante el espíritu que ayudó a generar esa eEstructura que comentaba antes agustin.

    En conclusión, que del marco teórico que más o menos afirmaba que la blogosfera ( la E-Sociedad ) llevaba aparejada una mejor y más calidad democrática, social, cultural, dado que los contenidos los efectuábamos personas, esta a mi juicio ha quedado un poco fuera de lugar, por que en cierto modo...reproducimos miméticamente aquello que decíamos no hacer, y que tanto y tanto nos hemos puesto a criticar ( "expertos en blogs", "gurús", "influyente blogero" vs "Periodísta influyente", "Tertuliano", " Opinador profesional"...etc)

    Un saludo Fernando.

    agosto 12, 2007 2:49 p. m.  
    Anonymous victoria eugenia dijo ...

    Seguramente algunos de tus consejos me servirá pero de momento tengo bastante lio... soy nueva en este mundillo y me pareció interesante leerte. No creo que eso de la blogosfera sea muy diferente de la vida misma. Tal vez lo que sorprede que personas anónimas puedan plasmar su opinión sin tapujos. Eso yo lo veo positivo aunque ciertas opiniones sean opuestas al parecer de otros. Mis felicitaciones he intentaré aprender pues me falta mucho.

    junio 30, 2010 11:40 a. m.  

    Deja tu comentario


    << Inicio