<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • TcBlog
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    junio 02, 2005

    Carta abierta a Gotzone Mora

    No dejéis de dirigir la vuestra aquí. Esta es la mía:
    Estimados Gotzone Mora y Foro de Ermua,

    Hoy he sentido la necesidad de hacer esto. De escribir esta carta con un nudo en la garganta y ciertas lágrimas contenidas por la vergüenza del qué dirán. Tengo miles de tareas pendientes sobre mi mesa de trabajo, miles de llamadas por hacer, correos que enviar y otras basuritas cotidianas de esas que nos impiden tantas parecer miembros de la especie tan pomposamente llamada humana, y nos aproximan mucho más al tipo de herramienta o automata que solemos tener entre manos. Tantas facturas y recibos que nos impiden ver el bosque, que nos alejan de la realidad y nos consumen como pidiendo perdón por haber llegado aquí. Barricadas que nos amparan de lo que está cayendo ahí fuera.

    Hoy he descubierto esta iniciativa, y no he podido evitar sentirme obligado a escribirte, sabiendo que mi carta no cambiará nada, y que incluso puede que no la leas. De hecho me gustaría pensar que no tendrás tiempo material de leerla, porque son tantas y tantas las que te llegan. Así que permíteme hacerla pública en mi página de Internet, para que al menos sirva para despertar otras conciencias aunque sea por el lapso de unos pocos instantes.

    Antes de hoy supe de las ruines intenciones de los que como el sr. Azkarraga y el sr. Elorza están moviendo hilos contra ti, Gotzone, y contra el Foro de Ermua respectivamente. He seguido tu lucha con la atención que he podido, he defendido tu lucha con el ímpetu que me ha sido posible, estaré ahí para ayudaros en lo que pueda. No me queda más que expresaros mi gratitud, y mi admiración. "Si he de ser esclavo, sólo lo seré de la libertad", dice Critilo, mi buen amigo. Ver que otros luchan por la libertad es para mí fuente de inspiración y de ánimo. La lucha vasca no es por la paz, que no existe. Es por la libertad. Por eso hay tanta gente que te apoya, que con su fe impedirá el triunfo de los que te persiguen, de una u otra manera.

    Vuelvo a mis facturas y a mis acciones de marketing. Me veo obligado a ello, y doy gracias por poder hacerlo con total normalidad. Sé que no es tu caso, y por eso quiero decirte que puedes contar conmigo: tienes mi nombre, DNI y correo electrónico. Llámame si lo necesitas, acudiré halagado de poder contribuir con un empujón, por pequeño que sea, a tu causa que es la mía.
    Y si mañana el sábado estás en la manifestación de Madrid, ahí nos veremos.

    Un abrazo y un enorme "gracias".
    Fernando Polo
    Madrid, 2 de junio 2005


    He llegado a la página de Hazte oír vía Te lo he dicho cienes de veces, donde Wolffo escribe un artículo que se agarra a la garganta, y que no deberías dejar de leer:
    Nadie que no lo haya vivido, sabe lo que es vivir con escolta. Esperar dentro de casa, con tu familia, a que el escolta mire fuera y te dé permiso para asomar la cabeza. Salir de casa y ver, pintado con trazo grueso en la pared de tu casa “ETA MÁTALOS”. Gotzone Mora no puede vivir como tú y como yo en su casa. Porque ni tú ni yo hemos visto entrar por la ventana un cóctel molotov mientras desayunábamos. Porque ni a ti ni a mí nos prohíben los vecinos que guardemos el coche en el garaje, porque, claro, se les puede quemar el suyo...
    Gotzone Mora no puede desarrollar su trabajo de profesora como tú, Big, o como tú, Cyranobix. Entre sus alumnos no hay elementos díscolos: hay nazis, asesinos, cobardes y malnacidos que se hacen llamar abertzales que, directamente, la amenazan de muerte. Y no son bravuconadas: más de un compañero suyo ha pagado ya con su vida.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    0 Comentarios:

    Deja tu comentario


    << Inicio